Fidel no asistió al acto pero escribió

Millones de cubanos se quedaron con ganas de ver a Fidel castro en el Día Internacional del Trabajador, ya que se esperaba el retorno del convaleciente presidente cubano en los masivos actos en la isla.

Fidel frustró así las expectativas, cuando se cumplen nueve meses de su retirada temporal del poder para recuperarse de una operación. En su lugar, el principal desfile del país, en la Plaza de la Revolución de La Habana, estuvo presidido por su hermano y gobernante interino Raúl Castro, quien siguió el acto desde la tribuna, ataviado con su tradicional uniforme militar y con prismáticos para ver detalles de la multitudinaria marcha. Con todo, Castro rompió de nuevo el silencio para condenar, en un nuevo artículo, la política de biocombustibles de EE.UU. y Brasil, así como la "humillante" puesta en libertad del anticastrista Posada Carriles. (DPA)


Comentarios


Fidel no asistió al acto pero escribió