Gennuso pidió un “voto de confianza” para resolver la crisis del transporte

El planteo del intendente de Bariloche fue dirigido a los concejales de la oposición, para que apoyen dos nuevos gravámenes para financiar el transporte urbano. Anunció la construcción de una planta de biogás para aprovechar los residuos orgánicos que genera la población.

El intendente Gustavo Gennuso propuso el año pasado subastar lotes fiscal para reunir fondos y ahora analizan la operatoria. Archivo

El intendente Gustavo Gennuso propuso el año pasado subastar lotes fiscal para reunir fondos y ahora analizan la operatoria. Archivo

El intendente Gustavo Gennuso dijo este jueves que el transporte urbano necesita una urgente “reconversión” y le pidió al Concejo Deliberante “un voto de confianza” para avanzar con el plan que ya tiene elaborado y presentó a finales de 2020.

En el discurso que pronunció este jueves para abrir las sesiones ordinarias, el intendente dejó para el final las referencias a dos “transformaciones” de fondo para la ciudad: “el transporte urbano y el vertedero”.

Con el servicio que presta actualmente la empresa Mi Bus y es motivo de quejas permanentes, Gennuso pretende llevar adelante una reforma integral de rutas y recorridos y financiarlo a través de dos fondos sostenidos con nuevos gravámenes. Uno de ellos alcanzaría a las “grandes empresas” y el otro sería una contribución sobre los combustibles.

A sabiendas de que los votos propios en el Concejo no le alcanzan, interpeló en forma directa a los bloques opositores, sin caer en la confrontación de otras declaraciones previas. “Nos asesoramos mucho, trajimos expertos y elaboramos una propuesta. Es una propuesta que necesita valentía -argumentó-. Yo le pido al Concejo Deliberante que nos dé un voto de confianza. Si sale mal la culpa es mía y si sale bien el mérito es de todos. Pero les digo que va a salir bien. Va a costar y va a ser difícil, pero para eso estoy acá, para enfrentar los problemas difíciles, como hemos hecho en la pandemia”.

Dijo que “el vecino no merece seguir viajando como viaja” e insistió en que la transformación “se puede hacer, con ésta o con otra empresa”.

Sobre el vertedero de basura dijo que es un tema que estudiaron “todavía más”, en un proceso que lleva tres años, y defendió su iniciativa destinada a aprovechar un alto porcentaje de los residuos en el reciclado y la generación de energía.

“No podemos seguir enterrando basura, como humanidad”, afirmó Gennuso. Dijo que realizaron consultas en países europeos, hicieron también un concurso de proyectos y la idea que promueven para la ciudad es la de generar “una planta de biogás” con los residuos orgánicos y la reutilización de buena parte del resto, lo cual dejaría “sólo el 5%” del total de la basura con destino de entierro.

Aseguró que la planta sería la primera en el país de su tipo y que pronto enviará al Concejo un pliego de licitación para elegir el futuro operador. “Será una solución innovativa, que mejora la calidad del ambiente”, aseguró.

El intendente repasó también lo actuado desde que se desató la crisis del coronavirus, valoró la ayuda del gobierno nacional para sostener en parte de la economía de la ciudad durante el cierre del turismo y enumeró las acciones realizadas para reactivar sectores como la construcción, la producción de alimentos y la jardinería, hasta implementar hacia fin de 2020 el “plan piloto de turismo”, que permitió abrir otra vez el ingreso de visitantes y que “fue tomado como ejemplo en otras ciudades del país”.

Nuevas perspectivas

Aludió en otra parte del acto, que se realizó en la biblioteca Sarmiento, al plan de obras que piensa desplegar a lo largo de este año, varias de ellas con la tasa al turista. Mencionó también la necesidad de actualizar y mejorar el planeamiento urbano porque Bariloche, según dijo, ya comenzó a recibir una ola masiva de nuevas radicaciones, favorecidas por el auge del teletrabajo que se derivó de la pandemia.

También se apartó de lo estrictamente municipal para pasar una factura a la Unter por el paro de 48 horas que afectó el inicio de clases. Dijo que los trabajadores de otros rubros cobraron salarios recortados durante la crisis “y pusieron el hombro, los docentes también lo hicieron, pero el gremio no estuvo a la altura. A veces no se mira fuera de la ventana”.

Números

Gennuso dijo que el freno que sufrió la economía local por el cierre del turismo recortó ingresos a la ciudad por 25.000 millones de pesos. Señaló que la caída de recaudación resultante generó serios problemas en el municipio y las enfrentaron con varias herramientas que permitieron obtener ingresos extra por unos 90 millones de pesos.

Según enumeró, el plan de beneficios para el recupero de deuda por tasas y multas permitió recaudar 27 millones, el pago anual anticipado 2020 otros 24 millones y el pago anual 2021 con valores de 2020 tentó a varios contribuyentes que aportaron otros 26 millones de pesos, mientras que la ampliación de la tasa Tish para las grandes cadenas y compañías generó ingresos extra por 16 millones.

Gennuso propuso que este último adicional se mantenga con la finalidad de reforzar el subsido al transporte urbano.

También señaló como un logro importante la elaboración del nuevo escalafón municipal, que llevó tres años de trabajo con el Soyem y que permitirá a los empleados tener “una carrera” dentro del municipio, con categorías, roles delimitados y criterios de profesionalización.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Gennuso pidió un “voto de confianza” para resolver la crisis del transporte