Gennuso planea cerrar y remediar el basural de Bariloche

Cuenta regresiva para el vertedero municipal. Se trabaja en los pliegos de licitación para un proyecto de tratamiento integral que el Ejecutivo planea remitir al Concejo antes de fin de mes. La futura locación estaría por Circunvalación.

El Ejecutivo municipal ya tiene casi listo el pliego de licitación para implementar un nuevo sistema de tratamiento de la basura urbana orientado a la generación de energía eléctrica y los técnicos a cargo decidieron añadir como condición obligatoria que los oferentes propongan un plan de cierre del actual vertedero.

El secretario de Ambiente y Desarrollo Urbano del municipio, Pablo Bullaude, señaló que los parámetros de la licitación pública fueron elaborados a partir de los aportes de dos empresas que se presentaron a un concurso de propuestas convocado el año pasado -la chilena Cre-Invest y la argentina Oil Fox- y que el pliego será enviado al Concejo “antes de que termine el receso legislativo”, para que comiencen a evaluarlo “en los primeros días de agosto”.

Señaló que la tecnología a aplicar será uno de los temas clave que evaluarán en el llamado a licitación y otro tendrá que ver con la ecuación económica. Bullaude admitió que la gestión integral de los residuos “es algo caro, acá y en todo el mundo”. Señaló que el municipio le deberá pagar por la operación del nuevo sistema a la empresa privada que resulte ganadora una suma regular en función del volumen de basura, y de ese costo se podrán deducir los ingresos económicos producidos por la generación eléctrica y otros aprovechamientos.

El costo final dependerá de la licitación, pero Bullaude habló de un estándar de 20 dólares la tonelada. Hoy la ciudad produce unas 150 toneladas diarias (que varían según el flujo turístico), de modo que el costo proyectado superaría el millón de dólares anuales.

Bullaude reconoció que “es mucha plata” y que es un erogación que debe estar contemplada en la tasa de Servicios. Algo que ya ocurre hoy, aunque en valores menores.

En el pliego estará expresamente establece que, además de la oferta económica que presenten, las firmas competidoras sumarán puntos si garantizan la derivación de materiales reciclables a la ARB. También se fijará como requisito la obligación de cerrar y remediar el actual vertedero. En paralelo se definirá el nuevo sitio de tratamiento y disposición final del residuo último, cuyo volumen será muy inferior al actual.

“Una definición que tenemos es que el vertedero no esté más en ese lugar” dijo Bullaude, en referencia a la actual emplazamiento, sobre la ruta nacional 40, frente al barrio El Pilar, que se mantiene sin cambios desde hace cuatro décadas, a pesar de las promesas. Esa ubicación generó numerosas polémicas y hasta un recurso de amparo promovido por los pobladores cercanos, que sufren los periódicos incendios de basura.

Según el funcionario, la nueva ubicación del sitio de concentración de la basura y de trabajo de la empresa que resulte adjudicada en la licitación podría estar en el Parque Tecnológico Industrial o bien en otro predio sobre la ruta de Circunvalación, en inmediaciones de la estación de transformación eléctrica La Paloma.

Dijo que esas locaciones se justifican porque el emprendimiento, tal como está planteado, “es una industria” y porque el aprovechamiento eléctrico amerita que se encuentre cerca del punto de inyección de energía a la red.

Soluciones de nuevo tipo

Sobre el residuo final no aprovechable, Bullaude dijo que “se empaqueta, se comprime y queda para disposición final en forma ordenada”. El volumen rondaría el 10% del total de basura.

Dijo que “ya no habrá celdas” de disposición final, sino un sitio de confinamiento específico y aislado para alojar la basura no aprovechable, que será “empaquetada y compactada”. Ese reservorio podrá estar en el mismo lugar del tratamiento y reconversión del grueso de la basura, o en otro. Aseguró que no será un “entierro” al modo clásico, pero que requerirá tratamiento de lixiviados.

En relación con la superficie, la planta proyectada demandaría entre 12 y 15 hectáreas, es decir no más de un tercio del actual vertedero.

Bullaude insistió en que el criterio que traducirán en el pliego de la licitación es asegurar “la gestión integral de la basura para revalorizarla en energía eléctrica”.

El municipio realizó meses atrás un concurso de “proyectos ambientales” para relevar “anternativas de solución factibles en términos tecnológicos” que permitan un tratamiento más eficiente de la basura, Se presentaron dos empresas, La argentina Oil Fox obtuvo un puntaje de 6,45 y fue la que aportó datos más útiles, según lo indicado por Bullaude. Cre-Invest (de Chile) fue calificada con 6,05.

Las dos presentación aportaron variada información técnica pero fueron consideradas insuficientes en relación con la viabilidad económica y las fuentes posibles de financiamiento del futuro tratamiento integral de los residuos. Esos puntos deberán ser esclarecidos por los oferentes de la licitación.

Bullaude afirmó que el proyecto en el que trabajan desde hace varios meses con el pliego de licitación internacional y posterior tercerización será remitido al Concejo en no más de 15 días.


El destino de las tierras


La mudanza del basural cumplirá con un añejo reclamo de los barrios lindantes y de organizaciones ambientalistas y sociales, del que se hicieron eco en fecha reciente algunas fuerzas políticas como el Frente de Todos, que reflotó el proyecto del “basurero regional”.

En principio, el gobierno municipal acuerda con la relocalización (que había sido encomendada ya por una ordenanza aprobada en 2010) pero no con la idea de llevar la basura a un campo apartado, hacia el este, en el departamento de Pilcaniyeu, como proponía un dictamen técnico de hace diez años.

El tema del basurero regional en zona de meseta fue evaluado en el Concejo hace dos meses a propuesta del Frente de Todos, que logró el apoyo del PUL y de Podemos, pero no le alcanzaron los votos para aprobar la ordenanza, ante el rechazo del oficialismo.

El texto llevado a la mesa encomendaba al Ejecutivo que inicie gestiones ante la provincia, el municipio de Dina Huapi, el de Pilcaniyeu y Parques Nacionales para instalar “un sitio de disposición final regional”.

La concejal Julieta Wallace (FdT) dijo en esa sesión que el gobierno de Gennuso a lo largo de cinco años “demostró no tener un proyecto integral para la basura” y que hoy se entierra el 95% de los residuos sólidos producidos por la ciudad.

Desde el bloque de Juntos e contestaron que el proyecto de basurero regional “no soluciona nada desde lo técnico”, defendieron la licitación en marcha y recordaron que en materia de frustraciones había que recordar también la millonaria obra inaugurada por la expresidente Cristina Fernández y construida con un crédito del BID por 86 millones de pesos, “que fue presentado como un sistema de avanzada para el tratamiento de la basura, pero no trajo solución”.

Si el municipio pone fin al depósito de basura actual y la futura empresa contratista cumple con la remediación, quedarán 40 hectáreas disponibles para la creación de “suelo urbano” con destino en futuras urbanizaciones, según señaló Bullaude.

Dijo que allí puede desarrollarse un polo de importancia clave para las futuras políticas de loteos sociales, ya que “en diez años eso va a estar todo poblado”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Gennuso planea cerrar y remediar el basural de Bariloche