Por protestas salariales, sigue afectada la atención en Adanil y dan pocos turnos en Roca

Trabajadores del centro de rehabilitación público más importante de la región piden recomposición salarial. Afecta la normal atención para la recuperación de pacientes en Roca.





Estatales marcaron un inicio de semana cargado de manifestaciones que se replicaron en varios puntos de Roca. Ayer, los trabajadores de Adanil se concentraron en el Monumento a la Manzana y hoy seguirán las protestas. Desde el lunes, se movilizaron ATE, Unter y policías.

Los trabajadores del Hospital Área Programa Adanil, dependiente de salud pública, también se volcaron a las calles y realizaron protestas en la rotonda de Avenida Roca e Isidro Lobo, frente al Monumento de la Manzana.

«Los reclamos que sostenemos son respecto a la recomposición salarial. Estamos demandando dos meses adeudados del plus pandemia, un ítem exclusivo para el trabajo en discapacidad, que se recompongan los cargos de los trabajadores que han renunciado y las recategorizaciones», aseveró Paula Calcagno, kinesióloga de Adanil.

Más de 30 trabajadores de salud pública, que prestan tareas en Adanil, marcharon por las calles céntricas de Roca. Fotos Juan Thomes.

Además, los trabajadores del centro de rehabilitación mandaron una nota -firmada por todo el equipo de salud- para solicitar una audiencia con el Ministro de Salud, Fabián Zgaib.

«No hay ningún centro como Adanil en toda la zona, donde trabajamos con pacientes de todo el Alto Valle y la Línea Sur. Hoy no estamos pudiendo dar todos los turnos y eso repercute en la ciudadanía», continuó Calcagno.

Los trabajadores aseguraron que seguirán realizando retenciones parciales, hasta que se de respuesta a los reclamos de los profesionales. El personal de salud pública que presta tareas en Adanil, contaron con el respaldo de los gremios de salud ATE, Asspur y UPCN.

Estamos cansados y nos sentimos ninguneados como el resto del sector público. Necesitamos un reconocimiento económico, mas allá del aplauso y de que digan que somos indispensables.

Paula Calcagno, kinesióloga de Adanil

«Cada día decidimos que medidas tomar. Ayer decidimos salir a la calle y mostrar nuestro reclamo a la comunidad», explicó María Laura, psicóloga de Adanil.

«Si bien tenemos el reclamo salarial, tenemos demandas puntuales y propias de los trabajadores de Adanil. Estos pedidos quedan por fuera de las decisiones que se realicen en la paritaria«, concluyó Calcagno.

No descartan seguir profundizando las retenciones del servicio, aunque afirmaron que las decisiones se tomarán en las asambleas diarias que mantienen los trabajadores del servicio. También aclararon que, durante esta mañana, definirán como seguir con las actividades y bajo que marco las realizarán.

Otras medidas


Durante el inicio de la semana, hubo tres movilizaciones importantes que se concentraron en el centro de la ciudad.

El lunes, los manifestantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizaron protestas en el ingreso de la sede local de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf)-ubicado en calle Rodhe 170-, donde exigieron el pago del «Plus Pandemia».  

Esta bonificación se había incorporado durante la etapa más dura del covid-19 y representó un beneficio de 10 a 15 mil pesos adicionales para los trabajadores públicos en condiciones de «esenciales».

Los trabajadores de la educación, bajo la conducción del gremio Unter, también marcharon el lunes y realizaron una jornada de «panfleteada», frente al edificio de la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro, ubicada en calle 9 de Julio y España.

Con la octava huelga en lo que va del año, los docentes concluyeron las actividades locales en el marco de las 48 horas que surgieron ante el reclamo por mejoras salariales -respecto al 24% de aumento rechazado por Unter.

Las actividades terminaron con una concentración y radio abierta frente al Consejo Escolar de Roca, sobre calle Tucumán casi Neuquén.

Desde el Consejo de Bienestar Policial, órgano de representación que está integrado con miembros activos en todas las jerarquías, administrativos, familiares y penitenciarios sostuvieron el reclamo por un salario básico de $130 mil para un agente ingresante.

Hace más de una semana que se concentraron en modo de alerta, acampe y movilización, en el centro de la ciudad. Ayer, realizaron una medida conjunta con los efectivos retirados y jubilados, que comenzó pasadas las 10:30 frente a la sede de la Comisaría Tercera, ubicada en calles Sarmiento y 25 de Mayo.

Con casi 100 personas, los efectivos participaron de una marcha que también contó con el apoyo del gremio UPCN.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Por protestas salariales, sigue afectada la atención en Adanil y dan pocos turnos en Roca