Grooming: detener al abusador que hay detrás de la pantalla

Con la hiperconectividad generada por la pandemia aumentaron los casos de niñas, niños y adolescentes víctimas de acoso y abuso sexual a través de dispositivos tecnológicos.

El grooming no se detiene y hay que estar más atentos que nunca. El enemigo se viste de conocido en Internet y accede fácilmente a sus víctimas. Es por eso, que la Cámara de Diputados aprobó el jueves por unanimidad y convirtió en ley un proyecto para crear un Programa Nacional de Prevención y Concientización del Grooming o Ciberacoso contra niñas, niños y adolescentes.

Esta ley fue impulsada tras el caso de Micaela Ortega, la niña asesinada en 2016, cuanto tenía 12 años, por Jonathan Luna, un hombre que la contactó por la red social Facebook haciéndose pasar por un menor de edad, pero hace años, algunas organizaciones luchan contra este flagelo.

Hernán Navarro, abogado y director de Grooming Argentina -una ONG que se dedica la prevención, concientización y erradicación del grooming celebró la ley de prevención, aunque asumió que hay que seguir trabajando. En diálogo con RÍO NEGRO sostuvo que el desconocimiento prevalece en la sociedad argentina.

La palabra “grooming”, se refiere al acoso sexual a menores a través de dispositivos tecnológicos y figura como delito contra la integridad sexual en el Código Penal desde el año 2013. Para trabajar en la prevención, días atrás, la Gobernadora rionegrina Arabela Carreras firmó un convenio marco con el presidente la ONG.

Con la nueva Ley contra el grooming se busca el uso responsable de las Tecnologías y la capacitación de la comunidad. Foto Télam

“El grooming tiene que ver no solamente con el acoso, sino también con el abuso de niñas, niños y adolescentes en el ecosistema de Internet. Fundamos Grooming Argentina en 2014 porque vimos que estas personas arruinan las infancias , con solo crear en minutos un perfil falso. Hay huérfanos digitales y hay que tratar afinar las miradas”, sostuvo Hernán Navarro.

Según estadísticas elaboradas por Grooming Argentina, 6 de cada 10 chicos y chicas de entre 9 y 17 hablan con desconocidos por Internet y 3 de 10 se encontraron alguna vez personalmente con alguien con quien se contactaron por ese medio.

Además, al 35% de los niños, niñas y adolescentes alguna vez le pidieron que enviaran fotos desnudos o con poca ropa y el 33% recibió imágenes con contenido sexual de un desconocido.

Mañana de 17 a 19 se llevará a cabo la jornada internacional “Ciberacosos niños, niñas y adolescentes”. Es gratuita y se realizara vía streaming.

Organiza Universidad Austral

Hernán Navarro explicó que en este contexto de pandemia, en el que existe una hiperconectividad que los convierte en personas muy vulnerables, vienen siguiendo el accionar de los delincuentes sexuales y se registra un crecimiento de más del 30% de casos, no solo en el país, sino que se corresponde con lo que pasa en el mundo.

“Las víctimas son sobre todos niñas o adolescentes mujeres, de edades de 9 a 13 años. En este momento, tenemos una tormenta perfecta para el incremento de los casos. Lo que veo, es un cazador cazando en un zoológico”, dijo el presidente de la ONG.

Desde Grooming Argentina realizan campañas de prevención.

Por otra parte, el juego con más crecimiento en popularidad esta bajo la lupa. Among Us se que convirtió en furor en todo el mundo, destronando al popular Fornite y supera los 60.000.000 de jugadores diarios a nivel global. Por su contenido violento es pensado para usuarios mayores de 10 años, pero miles de chicos más pequeños lo utilizan. Desde Grooming Argentina alertan que reciben denuncias de casos en esa plataforma.

Dato

30%
aumentaron los casos de grooming en el país en el contexto de la pandemia y la hiperconectividad.

“Es muy importante la información. El 70% de la sociedad argentina desconoce lo que es el grooming y eso impacta en la no denuncia ¿Quién denunciará algo que no conoce? Es central generar conciencia, por eso hay que apostar al cambio cultural que trae la era digital. Hay una relación herida entre el mundo adulto y los niñas/os y hay que hacer algo”, dijo Navarro.

El abogado se refiere a un relación herida, entre una generación que nació con la destreza y las habilidades en el manejo de las tecnologías pero carecen de la percepción del riesgo y un mundo adulto que tiene una falta de percepción de la seguridad. Y sostuvo la importancia de sanar esa herida con información, con acciones concretas.

“Creamos la aplicación Gapp, en la que se puede denunciar con solo apretar un botón. Se conecta a la víctima con el Whatsapp oficial de la Institución y allí intervienen los operadores especializados, que a su vez inician la judicialización del caso o permite realizar la denuncia en forma anónima”, concluyó el abogado.


Comentarios


Grooming: detener al abusador que hay detrás de la pantalla