Habrá varias etapas

La legendaria prueba convirtió convirtió a Allen en la capital del ciclismo en la Patagonia. En la previa a la edición 75, se trabaja para contar con los mejores equipos de Argentina.

Por Redacción




A Allen se la conoce como la capital del ciclismo en la Patagonia, a través de lo que generó la Vuelta al Valle, que se convirtió en una de las pruebas más legendarias de Argentina.

Los más calificados pedalistas de Argentina fueron parte en alguna de las ediciones de la clásica prueba.

La historia comenzó en 1944, cuando se disputó la primera edición de una prueba que ni siquiera sus organizadores dimensionaron en ese momento en lo que se convertiría con el paso del tiempo.

La prueba, que es responsabilidad de la Comisión Central Organizadora (CCO), se fue adaptando a la transformación que sufrió el ciclismo, como la mayoría de los deportes.

La Vuelta al Valle se convirtió en una marca registrada, en la prueba de ciclismo que en cada noviembre reúne a los principales equipos de Argentina, entre los que están los regionales. Ganar es el objetivo de todos, porque es el pasaporte para entrar en la historia del deporte del pedal, aunque está reservado sólo para los elegidos.

Por eso, no sorprende que a casi seis meses de su realización, los dirigentes están trabajando en la edición 75 de la emblemática prueba.

Desde la época en la que se convirtió en leyenda Pedro S. Osses, conocido como el Gamo Patagónico, al actual Cristian Ranquehue, el otro regional que se dio el lujo de ganar la Vuelta, muchos ciclistas, no solo los conocidos o de los grandes equipos, aportaron para escribir la historia de la prueba que trascendió las fronteras.

A través de tantos años la CCO fue recambiando sus dirigentes, aunque todos estuvieron o están ligados al ciclismo.

Uno de los casos es el de Luis Viedma, actual tesorero de la CCO, quien lleva más de 30 años ligado a la entidad y a la Vuelta al Valle.

Su primera Vuelta al Valle fue a los 18 y ahora, pasado los 50, mantiene la misma pasión.

“Casi ni me dí cuenta que pasaron 30 años desde que me sumé a la prueba”, comenta Viedma.

Al momento de hablar de la Vuelta, destaca que “en algunas cosas se mejoró mucho. Es una prueba que se fue adaptando a los cambios del ciclismo en ruta y a los momentos económicos”.

Asegura que “no se mejoró, por caso, en los controles antidoping, una problemática que no es solo del ciclismo, sino de varios deportes”.

Viedma destaca que “creo que los que idearon la Vuelta al Valle tenían un objetivo definido, de que la prueba trascendiera en el tiempo. Se mantuvo y hasta llegaron equipos de países limítrofes. Ahora no tanto, pero por la realidad económica, por gastos de traslado”.

La CCO se prepara para la 75 edición de la Vuelta al Valle y el objetivo es que sea más numerosa que nunca. Por eso, la primera decisión fuerte fue no cobrar inscripciones.

Viedma afirma que “enviamos las invitaciones a todos los equipos. Al no cobrar la inscripción vamos a resignar mucha plata, pero queremos que estén todos, cuantos más lleguen a Allen mucho mejor”.

Ranquehue y Mirasal, un combo que rinde

La intención de los integrantes de la Comisión Central Organizadora (CCO) es que la 75 edición de la Vuelta al Valle, con Allen como sede, tenga varias etapa y pase por diferentes ciudades.

Hay un proyecto de lo que será la prueba, aunque todavía nada confirmado, porque recién comenzaron las negociaciones.

La intención de la CCO es volver a la Línea Sur, donde la presencia de la Vuelta al Valle fue un suceso, también transitar por Regina, Roca y Fernández Oro.

“Es difícil afrontar los costos que tiene una prueba de esta magnitud, pero lo vamos a intentar”, afirma Viedma.

Destaca que “sin el apoyo del gobierno y auspiciantes particulares sería imposible afrontar los gastos de la prueba, por eso también negociamos las etapas con los municipios, porque ellos también pueden ayudarnos a solventar la prueba”.

Datos

Cristian Ranquehue y el equipo Mirasal se llevaron la victoria en la pasada edición de la Vuelta al Valle.
El Cacique Ranquehue ganó la clásica prueba por tercera vez en su notable campaña deportiva, ratificando su vigencia.
El equipo Mirasal, con base en Allen, es uno de los más poderosos de la región.
Su última conquista fue en la Clásica 20 de Mayo, donde ganó Alejandro Quilci y el equipo copó el podio.

Comentarios


Habrá varias etapas