Hidenesa quiere comprar la planta de garrafas que está cerrada

La fraccionadora nunca se puso en marcha porque hay un proceso judicial iniciado por el constructor. El dueño minoritario es la cooperativa eléctrica CALF.



#

En el establecimiento, ubicado en la zona de meseta de la capital, hay miles de garrafas vacías que se están oxidando al aire libre.(Foto: mauro pérez )

Hidrocarburos del Neuquén (Hidenesa), la empresa del estado provincial encargada del servicio de gas en el interior neuquino, comenzó las negociaciones para adquirir a la firma del estado nacional Enarsa la planta fraccionadora de garrafas y zepelines que se construyó en el Parque Industrial de esta ciudad pero que nunca entró en funcionamiento.

“Estudiamos poner la planta en valor porque nos parece sumamente importante ponerla en marcha y creemos que somos el actor que puede hacer cargo de esto”, aseguró el presidente de Hidenesa, Sergio Schroh.

En diálogo con “Río Negro” Schroh indicó que “esta planta se construyó con el dinero del Estado, de todos los argentinos y consideramos que hay que ponerla en funcionamiento y por eso hemos realizado varias consultas”.

Las negociaciones abarcan tanto a Enarsa como a CALF, ya que la cooperativa es la titular del 10% de la fraccionadora. Sin embargo Schroh reconoció que hay dos grandes escollos que sortear.

Explicó que por un lado “hay un proceso judicial iniciado por el constructor que incluye una medida de no innovar, por lo que hasta que no se resuelva esa causa no se pueden hacer las reparaciones que se necesitan”.

El segundo inconveniente es el monto que Enarsa fijó para su venta. “Enarsa pide el valor del libro, lo que se invirtió que son 57 millones de pesos y nos encantaría tenerlos pero no es así”, indicó el titular de Hidenesa y señaló que es por ello que ya comenzaron a consultar vías de financiamiento.

Schroh reconoció que “intentamos incluir la compra en la negociación que Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) tuvo con Enarsa -por la concesión del área Aguada del Chañar- pero llegamos tarde y no pudimos incluirlo en ese acuerdo”.

Mientras se recordó que las tierras en donde se montó la planta aún son de propiedad de la provincia, Schroh anticipó que “la próxima semana veremos junto con CALF las vías de financiamiento a las que podemos aspirar”.

El funcionario recordó que además de la compra el complejo que permite el llenado de garrafas y zepelines requiere no sólo mantenimiento sino también la reparación de varias fallas de construcción que en su momento fueron valuadas en 2.100.000 dólares.

El terreno donde se montó la planta es de la provincia. En las próximas semanas se estudiará con la cooperativa las posibles vías de financiamiento.

55.000 cilindros

siguen arrumbados

Entre los yuyos y la arcilla de las bardas, en el predio de Enarsa del Parque Industrial, 54.845 garrafas de 10 y 45 kilos se oxidan sin gas. Es que los envases para la planta fraccionadora llegaron hace casi tres años pero las instalaciones nunca entraron en funcionamiento.

Pero esos envases no son el único equipamiento de la planta que está ocioso. “En Buenos Aires o Santa Fe hay 120 tanques graneleros que son parte del equipamiento de la planta y que nunca alcanzaron a llegar”, detalló el presidente de Hidenesa, Sergio Schroh.

Los envases y el equipamiento costaron millones de pesos.

Cinco proyectos en marcha en el interior

El temporal de nieve podría ampliar la veda climática que, como ocurre siempre en la zona cordillerana, afecta a las cinco plantas regasificadoras que Hidenesa está construyendo. Las que están más avanzadas, las de Los Miches y Manzano Amargo, estarán listas entre fines de octubre y principios de noviembre.

En esos casos los trabajos están casi finalizados pero la llegada de las nevadas obligó a suspender las operaciones a las que les faltan menos de dos meses.

En las restantes plantas, ubicadas en Varvarco-Invernada Vieja, Loncopué y Aluminé, los trabajos demandarán un mes más. En la construcción de las plantas regasificadoras se invirtió poco más de 100 millones de pesos.

Datos

El terreno donde se montó la planta es de la provincia. En las próximas semanas se estudiará con la cooperativa las posibles vías de financiamiento.

Temas

Neuquén

Comentarios


Hidenesa quiere comprar la planta de garrafas que está cerrada