Hollande exige a Peugeot renegociar despidos

La firma había anunciado la supresión de 8.000 empleos. En el acto de la fiesta patria, el presidente afirmó que “el Estado no lo permitirá”. La “regla de oro” no estará en la Constitución.





AP

PARÍS (AFP) – El principio del equilibrio presupuestario no figurará en la Constitución sino en una “ley orgánica”, declaró ayer el presidente francés François Hollande, en una entrevista televisada con motivo de la fiesta nacional francesa.

En la ocasión, Hollande refirió que el plan de supresión de 8.000 empleos anunciado el jueves por el fabricante francés de automóviles PSA Peugeot Citroën es “inaceptable” y debe “renegociarse”.

El jefe de Estado francés presidió ayer las primeras ceremonias de la fiesta del 14 de julio de su mandato y luego, en una entrevista con la televisión, habló del comienzo de su quinquenio, de la agenda internacional y de su vida privada.

El presidente francés, jefe de las Fuerzas Armadas, bajó por los Campos Elíseos antes de asistir al desfile militar con motivo del aniversario de la toma de la Bastilla.

“La Constitución no es para unos años, es para siempre”, destacó. He dicho a los franceses que la regla de oro, el regreso al equilibrio presupuestario con un calendario muy preciso, no figuraría en la Constitución”, afirmó Hollande. El presidente precisó que ese principio, acordado por 25 de los 27 países de la UE, constaría en una “ley orgánica”.

“Será en el marco de una ley orgánica, se impondrá a las leyes ordinarias, pero no considero que se deba inscribir en el mármol de nuestros textos un compromiso que, obligatoriamente, es para unos pocos años”, explicó.

Respecto del plan de supresión de empleos anunciado por PSA, el mandatario declaró que deberá ser revisado. “Es un shock. El Estado no lo permitirá”, declaró el jefe de Estado en la entrevista, concedida con motivo de la fiesta nacional francesa.

“Ese plan es inaceptable, debe renegociarse”, añadió, recordando que el gobierno nombró a un experto para examinar las razones que llevaron al grupo a tomar esta decisión.

El anuncio de PSA Peugeot Citroën de que suprimirá 8.000 empleos y cerrará su fábrica de Aulnay, cerca de París, cayó como una bomba en Francia, y fue censurado por el gobierno socialista, que rechazó el plan “tal y como está”.

El gobierno no puede prohibir el cierre de las instalaciones de Aulnay, pero “podemos hacer que Aulnay siga siendo un sitio industrial, de la misma forma que debe haber garantías sobre la permanencia del sitio de Rennes”, otra fábrica situada en Bretaña (noroeste) donde, según el anuncio de PSA, se eliminarán 1.400 de los actuales 5.600 puestos.

El Estado podrá jugar con “el desempleo parcial”, “la formación profesional” y “los créditos que podemos aportar”, precisó.

En los cinco años últimos se han perdido 400.000 empleos en el sector manufacturero.

Hollande presidió el acto celebratorio de la libertad en los Campos Elíseos, acompañado de su pareja y su gabinete.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hollande exige a Peugeot renegociar despidos