India: dolor y rabia tras la muerte de víctima de violación

Claman justicia y prometen continuar con la lucha contra la violencia sexual y por más derechos para las mujeres. Otra historia de vejación que conmueve.



#

EL MUNDO

Durante 13 días luchó por salvar su vida la joven de 23 años que fue violada en India. Murió horas atrás debido a las graves heridas sufridas en la brutal violación, según comunicó el hospital donde estaba siendo atendida en Singapur.

En toda India podían verse muestras de dolor por esta muerte. En algunas protestas, los manifestantes clamaban justicia y anunciaron que iban a continuar con la lucha contra la violencia sexual y por más derechos para las mujeres. Numerosos políticos prometieron ante las cámaras medidas para que no se vuelva a repetir un caso como este.

El primer ministro Manmohan Singh pidió que las emociones que ha desatado este caso contribuyan a un cambio en la sociedad. “Ella podrá haber perdido la lucha por la supervivencia, pero está en nosotros garantizar que su muerte no haya sido en vano”, indicó. El presidente Pranab Mukherjee destacó su fortaleza. “Es una verdadera heroína y simboliza lo mejor de la juventud y las mujeres de India”.

La joven de 23 años fue violada por seis hombre en un autobús hace casi dos semanas en Nueva Dehli. Además fue golpeada con una barra de hierro y posteriormente arrojada desde el vehículo en marcha. Durante varios días los médicos indios y posteriormente un equipo especializado en Singapur lucharon por su vida.

“Rezo por la paz de su alma y espero que su familia tenga la fuerza para soportar esta dolorosa pérdida”, declaró Singh. Tanto él como el presidente del país transmitieron el pésame a los familiares de la joven.

Tanto el gobierno como la policía han pedido calma a la población. Hace una semana, la noticia de esta violación desató en todo el país protestas que en Nueva Dehli llegaron a ser violentas. En las manifestaciones antes de Navidad más de 100 personas resultaron heridas y un policía murió.

También hoy varios cientos de personas se congregaron con pancartas y micrófonos en Nueva Dehli pidiendo justicia. “Queremos que se haga Justicia”, clamaban. Otras se taparon la boca con un pañuelo negro. “Ya hemos gritado suficiente”, dijo una joven que portaba el pañuelo. “Ahora queremos ver hechos”.

Las protestas en el barrio gubernamental y cerca de uno de los monumentos más destacos del país, India Gate, fueron de nuevo prohibidos. Unidades especiales de la policía prohibieron el acceso a varias calles y desviaron a los manifestantes a dos puntos de encuentro. Unas diez estaciones de metro permanecían cerradas para evitar las manifestaciones ante el Parlamento y el palacio presidencial.

Los manifestantes pedían en sus discursos que la movilización no concluya hoy. “Espero que haya un cambio en esta sociedad que tanto minusvalora a las mujeres”, dijo la estudiante Aswathy Senan. “Ella ha muerto, pero su lucha tiene que generar en cada uno que ahora hay que hacer algo”, se podía leer en una pancarta. Y en otra: “Que nunca se apague la llama que ella encendió”.

La jefa de gobierno de Nueva Delhi, Sheila Dikshit, aseguró antes las cámaras que se hará todo lo posible para que no se vuelva a repetir un caso como este. El primer ministro ofreció impulsar un debate sobre este tema y señaló que su gobierno revisa las penas para los violadores.

El viernes el gobierno prometió una serie de medidas, entre las que figura crear un banco de datos en el que queden registrados todos los condenados por violación del país. Y hacer públicos sus nombres, fotos y direcciones en las páginas de Internet de la policía.

En Nueva Delhi, la policía creó un número de emergencia para las mujeres y se mejorará la iluminación de las calles y se vigilarán de forma más frecuente los autobuses.

El cuerpo de la joven de 23 años regresará en la jornada de hoy a India. Viajará acompañado de sus padres, que estuvieron con ella en Singapur sus últimas horas, según dijo en rueda de prensa el embajador indio en Singapur, T.C.A. Radhavan. El gobierno indio se hizo cargo de los costes del tratamiento y el transporte.

Tras la violación fueron detenidos cinco hombres y un joven, que se encuentran en prisión. Ahora serán acusados de homicidio, según las autoridades. Y de ser hallados culpables podrían ser condenados a la pena de muerte.

AFP


Comentarios


India: dolor y rabia tras la muerte de víctima de violación