Inesperado estímulo económico japonés

Las medidas de la autoridad monetaria entusiasmaron a los mercados globales.




TOKIO (AFP).- El Banco de Japón sorprendió ayer al anunciar un aumento de su programa de compra de activos, para estimular una economía todavía convaleciente de la subida del IVA el pasado abril, lo que provocó un alza generalizada en las bolsas del mundo. El banco central nipón anunció su decisión después de que la Reserva Federal terminara su programa de compra de activos, por buenas cifras de crecimiento y empleo en Estados Unidos. En un comunicado, el instituto emisor japonés indicó que aumentará en 182.000 millones de dólares su actual programa anual de compra de activos (bonos, fondos cotizados en bolsa, títulos hipotecarios). Dicho programa totalizará ahora unos u$s 720.000 millones. El anuncio generó euforia en la bolsa de Tokio, que cerró con una ganancia de 4,83%. En EE.UU. Wall Street tuvo al Dow Jones y el S&P 500 en niveles récord de cierre por esta medida y buenos indicadores en EE. UU.: los índices treparon 1,13% y 1,17%, respectivamente. En Europa y Latinoamérica también hubo alzas. Al mismo tiempo, el dólar superó la barrera de los 110 yenes, una buena noticia para los exportadores, que se vuelven así más competitivos. “La economía japonesa se encuentra en un momento crítico en su lucha contra la deflación”, un fenómeno de caída de precios y salarios que ha minado la economía del archipiélago durante 15 años, declaró el gobernador del banco central, Haruhiko Kuroda. Prometió que se hará “todo lo posible para alcanzar un objetivo de inflación del 2% lo antes posible”. Desde hace semanas, los analistas reclamaban al instituto emisor una mayor expansión monetaria, ante las dificultades mostradas por la tercera economía mundial desde que el 1 de abril entró en vigor el aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que pasó del 5 al 8%. En el segundo trimestre, el PIB se contrajo un 1,8%, algo que no se veía desde la triple catástrofe de marzo de 2011 (sismo, tsunami y accidente nuclear). Para el año fiscal en curso, de abril de 2014 a marzo de 2015, el instituto emisor recortó además a la mitad la previsión de crecimiento formulada en julio, y espera ahora un aumento del PIB de sólo 0,5%. La expansión monetaria es uno de los pilares de la política de estímulo a la economía promovida por el primer ministro conservador Shinzo Abe. El dispositivo dio resultado hasta la suba del IVA en abril, y desde entonces no han dejado de sucederse los malos indicadores. El mes pasado, la producción industrial se recuperó algo, un 2,7% respecto a agosto, pero aún es frágil. El consumo cayó un 5,6%.


Comentarios


Inesperado estímulo económico japonés