Investigan si el bebé contagiado fue atendido con un barbijo no reglamentario

El pequeño de tres meses permanecía estable. En la sala había un niño, que fue derivado y por ahora no tiene síntomas.



El bebé de tres meses internado con covid-19 en una institución privada de Roca permanecía anoche en terapia intensiva, según informaron desde el Ministerio de Salud.


Mientras tanto, la cartera sanitaria busca determinar cómo se produjo el contagio mientras permanecía en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital de Allen.

Río Negro pudo saber de profesionales del hospital López Lima de Roca que la sospecha principal es que el pequeño tuvo contacto con la enfermera del servicio que también dio positivo días atrás. “Se está buscando determinar si en un momento de la atención se utilizó un barbijo no reglamentario y eso pudo haber desencadenado en el contagio”, explicó la fuente, que pidió reserva de su nombre.


De acuerdo a los datos aportados desde la Dirección del hospital roquense, en la sala de cuidados intensivos había otro bebé internado, que también fue derivado a un centro privado, sin síntomas relacionados a la enfermedad por coronavirus. Por eso fue que, hasta ayer, no se le había realizado hisopado.

Aislados

18
eran los trabajadores del servicio que esperaban ayer los resultados de los tests. Son siete médicos y 11 enfermeros.


En tanto, son 18 los profesionales que se encuentran aislados, porque compartían el espacio de trabajo con la enfermera que contrajo el virus.
Se trata de siete médicos y 11 enfermeros, a los cuales se les comenzaron a realizar los testeos para saber si están contagiados.


El nexo epidemiológico indica que el primer contagio (la enfermera) fue externo a la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica (UTIP)”, se informó desde la dirección del hospital de Roca.


Otras fuentes consultadas ayer agregaron que la trabajadora habría tenido contacto con una de las personas de Huergo que dio positivo de covid-19 durante los últimos días.

Cabe recordar que la Terapia Intensiva Pediátrica del hospital de Roca fue trasladada en forma íntegra hacia el Ernesto Accame de Allen poco después de declararse la pandemia, para ampliar la capacidad física del López Lima ante un eventual pico de casos complejos. Todo el personal de ese servicio empezó a trabajar en Allen, sin que empleados de ese hospital local tuvieran que asumir nuevas responsabilidades.


El bebé contagiado había llegado desde Barda del Medio “con una patología severa de base”, según se explicó oficialmente desde Salud.


Temas

Allen Roca

Comentarios


Investigan si el bebé contagiado fue atendido con un barbijo no reglamentario