Juicio al ginecólogo: la fiscalía sostendrá hoy la acusación

La defensa alegará la inocencia de Rodríguez Lastra. El juez tiene tres días para decidir. La audiencia comenzará a las 11. Todos los detalles de lo que pasó el miércoles.

Lo más visto



En la calle continuaron las manifestaciones de pañuelos verdes y celestes. (Foto Florencia Salto)

En la calle continuaron las manifestaciones de pañuelos verdes y celestes. (Foto Florencia Salto)

La fiscalía y la defensa ofrecerán hoy sus alegatos en el juicio contra el ginecólogo Leandro Javier Rodríguez Lastra (42), y el juez Álvaro Meynet dispone de tres días hábiles para dar a conocer la sentencia.

En esta crónica hay un resumen de la jornada del miércoles. Más abajo un análisis, y al final enlaces con otras publicaciones sobre el caso que pueden resultar de interés.

Ayer fue la última jornada de testigos, y resultó tan intensa como las anteriores. El adjetivo aplica para lo que sucedió en la sala como en la calle, donde colocaron vallas para separar a los manifestantes de pañuelos celestes que apoyan al imputado y lo aclaman al entrar y salir de tribunales, de los pañuelos verdes, que se declaran a favor del aborto legal, seguro y gratuito.

Rodríguez Lastra está acusado de no respetar la voluntad de la víctima, identificada como R.P. (21), quien estaba embarazada producto de una violación y quería interrumpir la gestación. El imputado, según la fiscalía, puso excusas para no realizar esa práctica pese a que se trataba de un aborto no punible según la ley.

Marta Milesi, diputada oficialista, denunciante en el caso. (Foto Florencia Salto)

El médico forense Gustavo Breglia declaró propuesto por el fiscal Santiago Márquez Gauna. Dijo que en la historia clínica no se consignó que la paciente estuviera en riesgo de vida cuando el imputado la recibió en la guardia del hospital de Cipolletti, el 2 de abril de 2017 a las 20. Respecto de la cantidad de glóbulos blancos que se le detectaron, expresó que es “la esperable en una embarazada”.

 El defensor Damián Torres intentó desacreditarlo porque no es ginecólogo sino traumatólogo, y porque su informe contiene errores en algunas fechas.

La situación inversa se planteó con Ernesto Beruti, un obstetra y médico legista citado por la defensa que avaló toda la actuación de Rodríguez Lastra. Afirmó, en base a haber leído la historia clínica, que la paciente corría riesgo de sufrir un shock séptico y que no había un aborto en curso.

Ernesto Beruti (casi de espaldas) con el fiscal Márquez Gauna. (Foto Florencia Salto)

Márquez Gauna intentó demostrar que no era un testigo imparcial. A sus preguntas, Beruti respondió que es objetor de conciencia, que “nunca hice ni voy a hacer” un aborto, y que la Universidad Austral a la que pertenece “tiene filiación religiosa con el Opus Dei”.

La médica y concejal del PRO María Alejandra Villagra respondió preguntas sobre la posible reanimación de un bebé prematuro (al que se refirió cálidamente como “pacientito”).

Marta Milesi fue otra testigo destacada. Diputada del oficialismo, médica, exdirectora del hospital de Cipolletti, promotora de la ley provincial de atención sanitaria en casos de aborto no punible, fue la autora de la denuncia contra Rodríguez Lastra.

Afirmó que cuando la conoció, a fines de abril de 2017, la víctima estaba internada en el hospital. “Era una escena dantesca, terrible. Tenía 19 años pero parecía de 14. Se tapaba la cara con el pelo. No hablaba, me entregó una carta”, relató.

Y luego dio fuertes definiciones políticas: “haber logrado una ley y ver esto… sentí vergüenza de ser médica, legisladora, mujer. Sentí que a la víctima la había violado otra vez el sistema en la persona de quien hoy es el imputado. Se hizo todo mal”.

Respecto del aborto legal dijo que “las barreras siempre fueron políticas y morales, hay presiones del negocio del aborto ilegal y de las iglesias” aunque destacó que “los curas en los barrios están a favor de que una mujer violada interrumpa el embarazo, pero no lo pueden decir”.

Rodríguez Lastra fue el último en hablar. Sin aceptar preguntas, dijo que él toma decisiones en base a “conceptos médicos”.

Al igual que en la jornada del martes, la víctima estuvo presente en la sala acompañada por el psicólogo Claudio Marín y sentada junto al equipo fiscal que integran Márquez Gauna y Annabela Camporesi.

En la calle, en tanto, hubo algunos insultos a periodistas y fotógrafos por parte de personas identificadas con pañuelos celestes que no pasaron a mayores.

ANÁLISIS

¿Cuántas semanas de embarazo tenía la víctima cuando ingresó a la guardia del hospital de Cipolletti? ¿Cuánto pesaba el feto? ¿Qué tan grave era el foco infeccioso que padecía la joven?

Sobre esas cuestiones giraron los interrogatorios centrales de la última jornada de testigos en el juicio contra Rodríguez Lastra.

Las preguntas fueron muy distintas a las del día anterior, cuando se consideró a la joven de manera integral y no como un envase, y a través de psicólogas y asistentes sociales se indagó sobre su profunda angustia por haber sido obligada a cursar un embarazo pese a sus reiterados reclamos, incluso por escrito, de interrumpirlo.

Hoy serán los alegatos. La fiscalía considera que en los tres días de juicio oral y público quedó probada su teoría del caso y pedirá que se declare responsable al imputado. La defensa irá por la inocencia aunque habló, al presentar el caso, de que quizá haya una causal de justificación para explicar la conducta del médico.

Ambas partes se preocuparon por aclarar que “acá estamos para discutir sobre derecho” y no sobre “moral, ética o religión”, como si fueran conceptos escindidos.

La perspectiva de género es un enfoque nuevo para el Poder Judicial y aún anida en pocas resoluciones. En las tres extensas jornadas de este juicio no fue invocada ni una sola vez. Si no aparece en los alegatos y más aún, en el fallo, al caso le faltará su componente esencial.


Comentarios


Juicio al ginecólogo: la fiscalía sostendrá hoy la acusación