Juicio Escuelita VI: los militares pidieron absoluciones como la que obtuvo Milani

La defensa oficial de los 8 acusados por secuestro y torturas durante la dictadura pidió absolución por que no pueden ser incluídos como delitos de lesa humanidad.



Pedro Pugliese y Gabriela Labat son la defensa oficial de los acusados. El militar Carlos Benavídez (atras). Foto: Juan Thomes

Pedro Pugliese y Gabriela Labat son la defensa oficial de los acusados. El militar Carlos Benavídez (atras). Foto: Juan Thomes

La defensa oficial de los 8 acusados por 10 casos de secuestros y torturas durante la última dictadura insistió en que los delitos por los que se acusó a los militares y al gendarme, están prescriptos.

“Pido absolución, que se tenga en cuenta el fallo reciente del Tribunal Oral Federal (TOF) de La Rioja que absolvió a Milani porque los hechos no fueron incluidos como delitos de lesa humanidad”, dijo la defensora Gabriela Labat, en la primera parte de su alegato.

Labat introdujo el caso que dejó libre al ex jefe del Ejército César Milani -por la desaparición forzada de un conscripto- para insistir en que los delitos están prescriptos.

Aagregó las críticas a la fiscalía federal por entender que responsabilizó a los militares “sólo por su pertenecia el destacamento de Inteligencia” 182 de Neuquén y buscó relativizar la importancia que tuvo el grupo de tareas que funcionó a un costado del Comando, en los secuestros y tortura ocurridas en Junín de los Andes, San Martín, e inclusive Bariloche.

“Que en su legajo figure en comisión (operativa) en julio, no significa que fueran”, por Herman, dijo Labat.

Según su hipótesis, el estudiante de Bariloche fue llevado al centro clandestino “El Atlético” sin intervención del comando regional

La mayoría de los acusados en este tramo son de Inteligencia y todos tienen defensa oficial.

Se trata de Jorge Molina Ezcurra, Jorge Di Pasquale, Sergio San Martín y Carlos Benavidez, en al caso de los militares especializados en interrogatorios e inteligencia militar e integrantes del destacamento 182 del Ejército, que funciona aún en Sargento Cabral y avenida Argentina.

También están acusados el general Néstor Castelli, el coronel retirado Oscar Reinhold, el comandante de gendarmería Emilio Sacchitella y el jerarca militar Néstor Sacchitella.

Sacchitella fue defendido por el defensor oficial Pedro Pugliese, porque tienen versiones diferentes con Castelli sobre cuándo y cómo supieron de la desaparición forzada de Juan Marcos Herman.

Mientras Castelli insistió en que se enteró que Herman había desaparecido cuando su papá se presentó en su oficina para preguntar dónde estaba su hijo la mañana siguiente del secuestro, Sacchitella reafirmó en estas audiencias que él y los jefes militares fueron avisados del operativo la noche anterior, horas depués del secuestro, cuando estaban en una fiesta en la casa que Castelli tenía en Bariloche.

“En forma deliberada la acusación busca endilgarle estos hechos a los integrantes de Inteligencia cuando estaban en otro lado, o no estaban en funciones”, relativizó Labat. Si los jueces no absuelven, reclamó que se les diera la pena mínima.

Los alumnos del CPEM 46 fueron parte del público

Estudiantes del CPEM 46 observaron inquietos el alegato. Foto: Juan Thomes

“Los que hablan los defienden?, quién está atrás? porqué sale uno solo en la oscuridad y otros están en en una sala iluminada? preguntaron con inquietud a sus profesoras los alumnos del CPEM 46.

Ni las Madres de Plaza de Mayo del Alto Valle ni los integrantes de la APDH presenciaron ayer el alegato absolutorio.

Las profesora de Filosofía, Sandra Soto Morales, explicó que la actividad fue parte de los contenidos educativos vinulados a la argumentación, la crítica, premisas, razonamientos y falacias; mientras que desde el área de Ciencias Sociales, la docente Paula Guinder abordó Historia Argentina y derechos humanos, dictadura y un juicio de lesa humanidad con sus alumnos de 5to año.


Comentarios


Juicio Escuelita VI: los militares pidieron absoluciones como la que obtuvo Milani