Kosteki y Santillán:Fanchiotti involucró a Soria

Denunció un complot -que incluía al ex jefe de la SIDE- para desatar la represión.

El intendente de Roca, Carlos Soria,fue involucrado en los asesinatos de los militantes piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán por las declaraciones del ex comisario de la Bonaerense Alfredo Fanchiotti, condenado como autor material de los crímenes producidos en la estación Avellaneda del ferrocarril Roca el 26 de junio de 2002. Entonces era presidente de la Nación Eduardo Duhalde, Aníbal Fernández secretario General de la Presidencia, y Soria titular de la secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE).

Ese día una nutrida columna de piqueteros llegó a las inmediaciones del puente Pueyrredón. Según informes de inteligencia tenían el propósito de cortarlo, pero no pudieron hacerlo porque se encontraron con que el puente estaba protegido por un nutrido y bien pertrechado contingente de la policía provincial. La represión provocó una huida en desbandada de los manifestantes, y algunos de ellos intentaron guarecerse en la estación ferroviaria de la avenida Pavón. Allí se encontraba emboscado un grupo policial a órdenes de Fanchiotti, quien no tuvo reparos en balear a Kosteki y Santillán ante camarógrafos y periodistas.

Según una extensa nota publicada en el periódico de reciente aparición "Miradas al Sur", firmada por el periodista Ricardo Ragendorfer, el ex comisario declaró cuatro veces entre el 28 de abril y el 21 de mayo pasados, en la causa que investiga responsabilidades políticas en los crímenes. Se refirió a "un complot articulado desde las más altas esferas oficiales, que incluía un plan de inteligencia para desatar la represión". Es lo que surge de la causa 14.215, caratulada "Ruckauf Carlos y otros sobre homicidio", radicada en el juzgado federal de Ariel Lijo. El "complot" habría sido preparado en reuniones a las que asistieron "oficiales de la Bonaerense y agentes de la SIDE para urdir una operación represiva". Hay registro de tales reuniones "en las órdenes de servicio con copias enviadas al ministro de Seguridad, Luis Genoud, y a Soria". Fanchiotti dijo que la SIDE pagó a infiltrados -en las filas de los piqueteros- para promover incidentes que justificaran la represión.

 

Grabaciones clandestinas

 

Ragendorfer dice que en una reunión con Duhalde, ministros y secretarios de Estado, Soria presentó un informe basado en grabaciones hechas en un congreso de piqueteros realizado en Villa Domínico, a iniciativa del entonces subdirector de Inteligencia, Oscar Rodríguez. El "trabajo" lo hicieron barrabravas de Chacarita y Los Andes, miembros del Comando de Organización y de una comparsa de Burzaco.

El informe de Soria fue favorablemente acogido entre los "halcones" asistentes a la reunión: el jefe de Gabinete Alberto Atanasoff, los ministros del Interior y Justicia Jorge Matzkin y Jorge Vanossi, el secretario general de la Presidencia Aníbal Fernández y el canciller Ruckauf. Los nombrados fueron los encargados de propagar y endurecer el discurso oficial.


Comentarios


Kosteki y Santillán:Fanchiotti involucró a Soria