La Defensora del Pueblo repasó su gestión en 2018

Destacó que las personas “han vuelto a confiar” en el organismo como “el lugar donde se resuelven sus problemas”.



#

Santagati y Domínguez durante la exposición de este viernes.(Foto: Gentileza )

Por segundo año consecutivo la Defensora del Pueblo de Río Negro, Adriana Santagati, realizó el informe anual durante la sesión extraordinaria de la Legislatura realizada este viernes.

La funcionaria estuvo acompañada por el adjunto, César Domínguez, y comenzó su alocución destacando que este año fue “un período caracterizado por el impacto de medidas económicas desfavorables que afectaron la vida de las personas y derivaron en un intenso trabajo en defensa y restitución de los derechos vulnerados”.

Destacó que las personas “han vuelto a confiar en la Defensoría del Pueblo como el lugar donde se resuelven sus problemas” y para ello se apoyó en estadísticas que marcan que se duplicó la tarea con respecto al período anterior porque “5.194 personas de distintos lugares de la provincia fueron atendidas durante el período. El 64,34% de los reclamos han sido resueltos favorablemente y el 60.29% de las quejas se tramitaron por medio de resoluciones sumarias, el procedimiento expedito implementado a partir de la nueva gestión”.

Santagati explicó que “uno de los grandes temas que nos ocupó durante el año fue el aumento de tarifas a partir de la quita progresiva de subsidios” y remarcó que el organismo “participó de todas las audiencias públicas en defensa de los derechos de usuarios y consumidores de los servicios públicos y brindó su opinión todas las veces que le fue requerido”.

Tampoco dejó pasar la oportunidad para marcar que “la ausencia de la figura del Defensor del Pueblo de la Nación, que lleva más de ocho años de acefalía, representa una grave omisión del Estado en materia de vulneración de derechos humanos y un impacto negativo sobre la calidad institucional de la democracia”.

Agregó que “para vivir bien necesitamos que los derechos humanos sean efectivos, para ello es imperioso eliminar progresivamente las desigualdades y lograr una sociedad más justa y equitativa. Tenemos que construir la paz cada día. Desde ese lugar, con dedicación y responsabilidad, tratando de ser siempre más eficientes, seguiremos trabajando para garantizar los derechos humanos de los ciudadanos

y ciudadanas de nuestra provincia”.


Comentarios


La Defensora del Pueblo repasó su gestión en 2018