"La Escuelita": prueban testimonio dado 20 años atrás

Lo hizo un fotógrafo que ya falleció y complica a los actuales detenidos

#

Hilarión de la Pas Sosa está acusado de supervisar las torturas en "La Escuelita".

NEUQUEN (ACE).- El testimonio del fotógrafo que retrató a los detenidos - desaparecidos en el centro clandestino "La Escuelita" logró ser validado por la Justicia -a pesar de su muerte- luego de la presentación de tres mujeres de Entre Ríos, tras la reapertura de esta causa.

"Es un mitómano", dijo Hilarión de la Pas Sosa, el médico procesado por delitos de lesa humanidad, debido a que se consideró que era él quien supervisaba la resistencia de las víctimas en interrogatorios con torturas.

El coronel (re) de 77 años está procesado y con prisión domiciliaria en Neuquén. Cuando fue llamado a indagatoria se negó a declarar ante el juez Guillermo Labate, pero luego entregó un escrito en el que desacreditó por completo al fallecido fotógrafo Miguel Suñer, de quien dijo que sufría fuertes desvaríos psicológicos, como un mitómano.

Miguel Suñer fue quien le tomó las fotos -frente y perfil- a quienes padecieron tormentos en el centro de detención clandestino que funcionó en los fondos del Batallón, en Neuquén.

El hombre falleció, pero en 1984 dio su testimonio ante el obispado cuando se buscaba conocer a los responsables de las desapariciones denunciadas por los familiares durante la dictadura. Luego prestó juramento ante la Justicia militar cuando se abrieron las causas, y llegó a ampliar su testimonio con los nombres de quienes operaban en el centro clandestino ante la Cámara Federal de Bahía Blanca en 1987.

Los militares acusados de crímenes de lesa humanidad lo desacreditaron cuando fueron convocados para refutar sus acusaciones. Suñer dijo haber tomado fotografías a tres "maestras detenidas en Cipolletti" a las que acusaban de matar a un general en la provincia de Entre Ríos.

Pero nunca se había conocido de las mujeres referencias, salvo el testimonio de algunas víctimas que aseguraron haber escuchado voces de mujeres en el centro clandestino "La Escuelita" de Neuquen, que no eran de la zona.

Suñer identificó a varios de los oficiales y suboficiales de inteligencia que fueron procesados por Labate, porque aseguró que "iba y volvía" en sus autos y con ellos al centro clandestino.

"El presunto diagnóstico de mitomanía aparece refutado hoy por las constancias incorporadas luego de más de 20 años que fueran puestos en conocimiento por Suñer y de más de treinta de acaecidos, que son los testimonios de las tres víctimas que se brindaran con fecha 11 de julio de 2006, 2 de marzo de 2007 y 15 de mayo de 2007, quienes resultaran ser las tres chicas entrerrianas detenidas en Cipolletti", señaló el juez.

Las víctimas fueron halladas por una paciente labor de la APDH de Neuquén, que las encontró en el litoral y las convocó a que declararan en la causa; lo que le permitió a Labate considerar que si hasta el 2006 no se supo en la región de ellas, no hubo otra manera de que Suñer conociera de los hechos que padecieron más que haberlos vivenciado "tal cual los declaró hace 20 años atrás", cuando incriminó a varios de los hoy procesados.


Comentarios


"La Escuelita": prueban testimonio dado 20 años atrás