El ISSN asegura que la estafa se realizó durante 10 años

El director de Prestaciones de Jubilaciones y Pensiones del ISSN, Daniel Aguirrezabala señaló que se trata de un "robo de hormiga" por parte de un empleado que sorteaba todos los controles.




Un funcionario dio a conocer algunos detalles acerca de cómo se realizó la estafa detectada en el sector de jubilaciones del Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN). El fraude fue estimado en $5,8 millones.

Son 6 millones de pesos a los largo de 10 años, era un robo de hormiga, la cantidad que se cargaba mensualmente –para los volúmenes que se manejan- no llamaban para nada la atención”, manifestó el director de Prestaciones de Jubilaciones y Pensiones del ISSN, Daniel Aguirrezabala, quien fue entrevistado en LU5.

El funcionario de la obra social provincial detalló que se inició un proceso penal y aclaró: “En principio, bajo esta modalidad, entendemos que no habría más casos”.

Aguirrezabala consideró que desde lo institucional “es grave” la defraudación que fue detectada durante una liquidación de impuestos a las ganancias que se realizó de manera excepcional. “Vamos a ser todos investigados en la dirección”, agregó.

Metodología de la estafa

Aguirrezabala indicó que cuando se hacen las liquidaciones, se hacen controles hasta el día previo del envío de los archivos al banco. “Luego de esos últimos controles (o ese último rescate de archivo con el que se hacen los controles), esta persona ingresaba una transacción, -es decir, pagaba un retroactivo a un jubilado-, y eso quedaba registrado para que fuera al banco e inmediatamente borraba de los acumulados las cosas como para que no se pudieran detectar cuando se hicieran otros controles o para que  para que no incidiera en los meses siguientes sobre las futuras liquidaciones”, señaló.  

Señalan a una sola persona

“No hay ningún indicio contra otra persona” aclaró el funcionario del ISSN. Sin embargo, no descarta que existan más involucrados. También mencionó que serán investigadas las  dos jubiladas a las que se le transfería el dinero. “Serían ellas las que tienen que devolver el dinero”, añadió.

El principal argumento que utiliza Aguirrezabala para señalar a un único responsable es por el conocimiento que tenía y el nivel de acceso a los distintos medios que disponía. “Se encargaba de borrar todo lo que pudiera hacer que saltara a la vista esto”, dijo.

El hombre involucrado es el mismo que hace mención el mensaje que fue viralizado y que murió recientemente.

“Esa persona es el usuario que se usó para hacer la carga de esa información de esa defraudación. Su usuario también es el que modificó los archivos posteriores como para que no se detectaran las irregularidades”, relató el funcionario. El día miércoles fue inhabilitado ese usuario para que no pudiera seguir operando.


Comentarios


El ISSN asegura que la estafa se realizó durante 10 años