La jueza Elena Highton renunció a la Corte Suprema: qué papel jugó la elección de Rosatti en la dimisión

Se hará efectiva a partir del 1 de noviembre. Concluye así un período de 17 años como miembro del máximo tribunal. La Corte se queda con cuatro miembros y sin mujeres.





Otro cimbronazo en el máximo órgano de Justicia del país. De manera sorpresiva, la jueza Elena Highton de Nolasco presentó su renuncia a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, confirmó el Centro de Información Judicial.

Según la carta dirigida al presidente de la Nación Alberto Fernández, que presentó pasado el mediodía, su alejamiento del cargo se hará efectivo a partir del 1 de noviembre. También habló por teléfono con el mandatario.

«Tengo el agrado de dirigirme al Señor Presidente de la República, con el objeto de presentar mi renuncia al cargo de Jueza de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con efectos a partir del 1 de noviembre del corriente año”, señala la misiva fechada el 30 de septiembre pero conocida hoy a través del Centro de Información Judicial (CIJ).

Sin mencionar los motivos, la jueza de 78 años concluye así un período de 17 años como miembro del máximo tribunal y luego de haber conseguido una extensión del límite de 75 para ser ministra, que avaló la misma Corte.

Con la renuncia de Higton, la Corte se queda con cuatro miembros y sin mujeres luego del fallecimiento de Carmen Argibay en 2014.


Molesta por la falta de consensos


Aseguran que la magistrada estaba «molesta por la falta de consenso» en el máximo tribunal de Justicia de la Nación que quedó evidente en la designación de Horacio Rosatti como presidente del organismo. Este hecho también dejó al descubierto las tensiones políticas internas.

En la acordada realizada el pasado 23 de septiembre, la jueza había expresado su rechazo a la elección de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz como presidente y vice de la Corte.

En esa oportunidad, Highton había planteado un pedido de postergación de la votación ya que su colega Ricardo Lorenzetti estaba ausente por «un compromiso internacional», explicó el magistrado.

Rosatti, Rosenkrantz y Carlos Maqueda no accedieron al pedido y procedieron a la votación. Rosatti se votó a sí mismo y sumó los votos de los dos magistrados que lo apoyaban con lo que logró la mayoría que necesitaba. Highton no votó dejando constancia del rechazo a la maniobra y Lorenzetti no estuvo.

Días después Lorenzetti, declaró que la designación de Rosatti «violó la tradición de la Corte en la materia y las reglas de la cortesía». Lo hizo a través de una larga misiva que le envió a sus colegas.

Nota en desarrollo


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La jueza Elena Highton renunció a la Corte Suprema: qué papel jugó la elección de Rosatti en la dimisión