La pandemia desnudó la falta de camas de internación en el hospital de Chichinales

Desde hace tres años el Hospital de Chichinales se quedó sin salas de internación. La pandemia por coronavirus puso más en evidencia la necesidad de camas para la atención de personas con distintas afecciones.

Aunque desde hace más de una década Chichinales cuenta con un hospital en la localidad, la pandemia por coronavirus puso en evidencia la necesidad de contar con salas de internación para pacientes. Actualmente por no contar con camas, todas las personas con diferentes patologías que requieren internación deben ser derivados hacia otros centros de salud en el Alto Valle.

El pedido no es nuevo, sino que ya en varias oportunidades fue formalizado por autoridades municipales al Ministerio de Salud de la provincia; pero sin tener hasta el momento una respuesta en concreto para contar con salas de internación dentro del hospital.

El problema se evidenció aún más con la pandemia por coronavirus que comenzó en 2020, pero la falta de camas en el hospital es una situación que aqueja a los vecinos de esta localidad desde hace varios años.

Pacientes que concurren al hospital por accidentes o por diferentes malestares y que requieren una internación por pocas horas, no pueden permanecer en el hospital local y deben ser derivados hacia otros centros de salud en el Alto Valle.

Hasta el 2006, el Hospital de Chichinales era un Centro de Atención Primaria de la Salud dependiente del Hospital de Villa Regina. Ese año logró la recategorización y se inició un proceso de mejoramiento del servicio de salud que se prestaba en la localidad.

Sin embargo, dentro de este esquema de mejora, desde hace al menos tres años, se quitaron las dos salas de internación con capacidad para hospitalizar siete pacientes y hoy ninguna de las personas que concurre a este centro de salud para atención de sus patologías puede permanecer internado en caso de ser necesario.

Ante el avance de la segunda ola de coronavirus, el intendente Alberto Pacenti remarcó que “estamos preocupados por el avance del covid y nosotros seguimos en nuestro hospital sin ninguna habitación para dejar un paciente ni siquiera en observación”.

“Si hoy un paciente requiere internación, no estamos hablando solo del covid sino de cualquier otra patología, incluso por accidentes, deben ser derivados a otros centros de salud. El hospital tiene que salir a conseguir a donde deriva”, remarcó el jefe comunal.

El problema de falta de un espacio para la internación de personas ya fue planteado a las autoridades del Ministerio de Salud de Río Negro, que adelantaron que existen proyectos para la ampliación contemplando esta alternativa, aún no existen certezas de que las obras se ejecuten en poco tiempo.

Pacenti enfatizó que “se han presentado notas, lo hemos hablado un montón de veces con el ministro de Salud, con la gobernadora y el ministro de Obras Públicas, porque desde el municipio nos ofrecimos a que nos bajaran los fondos para hacer la obra por el mecanismo de obra delegada, pero sin tener resultados hasta el momento”.

“En los últimos años en el hospital se han hecho obras de mejoras, pero se perdieron las salas de internación. El predio donde se encuentra el edificio cuenta con el espacio necesario para hacer estas salas, pero como dije, no hay avances ni novedades de que se puedan ejecutar en corto plazo”, sostuvo finalmente el intendente de Chichinales.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


La pandemia desnudó la falta de camas de internación en el hospital de Chichinales