La pelea por la intendencia de Neuquén dilata los tiempos del contrato de CALF

La cooperativa pide que aprueben la nueva concesión, los concejales quieren antes el marco regulatorio y el Municipio espera. No hay fecha para la discusión.



Las facturas de la capital neuquina son las más caras que se pagan en la región y aún no se aplica el último incremento de Nación.

Las facturas de la capital neuquina son las más caras que se pagan en la región y aún no se aplica el último incremento de Nación.

La puja electoral por la intendencia de la capital neuquina se metió en la discusión por el nuevo marco regulatorio del servicio eléctrico y el contrato de concesión con la cooperativa CALF. La distribuidora funciona con una prórroga y desde el Deliberante existe la voluntad de entrar al barro de las dilaciones a la hora de definir el futuro del servicio.

Ayer, con una agenda modificada sobre la marcha, sesionó la comisión de Servicios Públicos del Concejo Deliberante que preside el exministro de Energía, Alejandro Nicola (MPN), y en la que se abundó sobre los tres proyectos de marco regulatorio que se hicieron públicos: uno del municipio, otro de Nicola y el tercero, que CALF aún no vio, elaborado por el concejal Luis Durán.

El Municipio no asistió a la reunión, sin embargo sus representantes participarán de la comisión el próximo miércoles.


Por la cooperativa participaron Claudio Travaglini, Carlos Saita y el gerente general, Alejandro Castillo . No expresaron mayores controversias respecto a los proyectos de marco regulatorio presentados, sin embargo remarcaron que en ningún caso se contempló las instalaciones e infraestructura como un activo montado por la cooperativa.

Para CALF resulta más apremiante firmar la renegociación del contrato, que hoy está prorrogado, que el marco regulatorio con el que se establecen las pautas mínimas del servicio que se debe que prestar.

Pero eso parece una situación ideal que está atada a la aprobación del marco regulatorio. Como en el cuento del huevo y la gallina nadie puede explicar qué debería suceder primero. Pero peor aún nadie parece querer resolverlo excepto CALF que tiene algunas números que necesitan actualización para su funcionamiento.

Del encuentro también participaron representantes delColegio de Ingenieros y de la cámara de comercio local ACIPAN. Ellos tampoco pudieron llevarse una fecha estimativa de cuándo se resolverá la situación que tiene en vilo el funcionamiento de la cooperativa que, además, comenzó a generar deuda con Cammesa al no trasladar el último incremento aprobado por Nación.

“En cuanto saquemos el marco regulatorio, el Ejecutivo avanzará con la concesión”, respondió Nicola y esgrimió mayo como una fecha tentativa para dar fin a una discusión que ayer se demostró que era inicial y con muchas diferencias.

Los invitados sólo recibieron dos de las tres propuestas que están en danza. Los ingenieros prometieron remitir su posición la semana entrante con tres ejes. El primero fue coincidente con el pedido de ACIPAN para que se transparente en la boleta cuánto es el costo de energía y se lo separe del costo operativo y de las inversiones.

“CALF tiene un servicio que desde el punto de vista de la provisión es estable y eficiente, pretendemos que tenga costos razonables”, dijo Carlos Roberti, pro tesorero de la cámara.

Esto dio pie para que Nicola describa su postura sobre la distorsión en el cobro de algunos ítems municipales que se incluyen en la boleta y anticipar que volverá a insistir con el proyecto que el año pasado el intendente Horacio Quiroga vetó: “Todo está confundido en la tarifa”.

Los otros puntos reclamados por los ingenieros fue la necesidad de un ente regulador y la ausencia de la seguridad eléctrica y de la certificación de las obras que se hacen, similar a los controles de Camuzzi.

Castillo planteó que “las grandes definiciones van a estar en el contrato”, aunque cuestionó que en los proyectos regulatorios eléctricos que le llegaron no estaba considerada la posición de la cooperativa.

En números

91.700
usuarios con medidores tiene la cooperativa, y 160.000 son los asociados a CALF según los datos de la entidad.
93%
de los usuarios paga su boleta; y el 65% son consumos residenciales de unos 800 pesos (febrero-marzo).

Comentarios


La pelea por la intendencia de Neuquén dilata los tiempos del contrato de CALF