La puja con los médicos tiene 32 mil afiliados al Ipross de rehenes en zona atlántica

En caso de requerir atención profesional, deben abonar 500 pesos extra por el plus. El gobierno provincial argumenta que los médicos debían cargar la facturación en el nuevo sistema de control, pero la respuesta fue con el corte de servicio. Malestar.



El Colegio Medico Zona Atlántica cortó el servicio a afiliados del IPROSS por falta de pago. (Foto: Marcelo Ochoa)

Hasta que los médicos no cobren sus honorarios, cerca de 32.000 afiliados de Viedma al Instituto Provincial del Seguridad de Salud (Ipross) proseguirán parte de esta semana pagando 500 pesos de su bolsillo en concepto de plus, en caso de requerir atención prestacional. “No es un problema de financiamiento, pero el expediente debe tener controles previos y no puedo estar firmando por ocho millones de pesos por que sí”; afirmó el presidente de la obra social provincial, Claudio Di Tella, ante “Río Negro”.

Es que ese organismo le había anticipado previamente a los médicos que debían cargar la facturación en el nuevo sistema de control, pero de acuerdo a lo informado no lo hicieron y respondieron con el corte de la cuenta corriente desde el 9 de mayo pasado. Según el funcionario, desde esa medida de fuerza “la consulta vale 500 pesos” y las autoridades del colegio “les dijeron a los médicos (que si no adoptaban la modalidad del plus) los juzgarían en el Comité de Ética”.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico Zona Atlántica (CMZA), Mario Ávila, confirmó que una vez que se constate la existencia de la orden de pago “levantaremos la medida”, aventurando la posibilidad de que el martes puedan normalizarse las prestaciones. A su entender, el Ipross no cuenta con recursos y “por eso se han demorado con todos” poniendo como ejemplo que “falta cobrar la Federación Médica”.

Quienes también, junto con los afiliados, se sienten como jamón del medio son los vocales que representan a los gremios estatales aportantes a la obra social provincial. A medida que se los ve en la vía pública, reciben reclamos por parte de los afectados ante el cobro de plus. Al respecto, Omar Pizzio (representante de UPCN en la Junta de Administración) consideró que “estamos mediando y acá hay verdades a medias y mentiras enteras por ambas partes, aunque sí tenemos la plena seguridad de que el dinero está para pagarle al CMZA”.

Sin embargo, advirtió que “ellos (por los médicos) no han cumplido con algunos rasgos administrativos (de carga informática) al punto tal que vienen siendo perdonados por lo menos hace tres liquidaciones del rigor que imponen los nuevos controles informáticos, y entonces Di Tella está en condiciones de cumplirlas transmitiéndole al CMZA que si no cumplían, no les pagaría”.

Reveló que “se iba a ablandar el tema el viernes (pasado) y no deja de ser una promesa más, pero este martes estaría en condiciones de cancelar”. Admitió que “decididamente, el afiliado quedó en el medio de un problema, y desde el CMZA no reconocen esta dificultad en la liquidación y sin embargo, alientan la idea de que la plata no está, la presidencia dice que sí, pero que los prestadores no están en condiciones de cumplir (administrativamente), con lo cual…. suena raro”.

Agregó que desde el año pasado, todos los otros prestadores accedieron a la carga “on line” de las prestaciones, y después se agiliza y se sabe qué es lo que pagar, insistiendo en que “los únicos que no lo hicieron fueros los médicos de Viedma”. Pizzio sostuvo que “ellos saben que siempre intentado privilegiar el pago porque está el grueso de afiliados, y estamos habilitando el expediente”.


Sobre llovido, mojado con los reintegros

Desde las vocalías gubernamentales se admitió que en la danza de millones, los afiliados se encuentran con otra realidad a medida de que concurren a las oficinas con el propósito de gestionar el reintegro de una consulta médica. En las ventanillas de pago no se les devuelven los 500 pesos que abonan sino que es la mitad, con lo cual, en opinión de Pizzio “en términos de convenio, la devolución representa lo que cuesta la consulta más un plus”.

Reveló que tuvieron un contrapunto con Ávila, quien reconoció que hace dos años que vienen con la modalidad del plus, con lo cual para Pizzio “esto nos deja mal parados a todos, y se desprestigia al CMZA, porque hay algunos socios de la entidad que no exigen el adicional a los pacientes”.

Los afiliados deben esperar varios días hasta percibir la devolución ya que se empieza a tramitar una vez finalizado el cronograma de pago a los empleados públicos, y recientemente se acaba de cancelar en el Ipross un volumen total de 22 millones de pesos en concepto de reintegro en general, de diversos servicios.


“No quieren tratar la ley Antiplus”

Ante la continuidad del corte de la obra social de todos los trabajadores del Estado rionegrino, el legislador Raúl Martínez (FpV) criticó al gobierno provincial por la falta de soluciones de fondo y que está referido al cobro de un monto adicional por cada consulta que hacen de manera irregular los médicos. “El mismo gobierno que cuestiona a los médicos por sus conductas y falta de cumplimiento, no quiere tratar la ley antiplus”, aseguró el parlamentario y recordó que el proyecto presentado por él, establece acciones preventivas, burocráticas y sancionatorias por el cobro de plus en las prestaciones médicas.

“Se denota cierta soberbia de algunos funcionarios en las negociaciones con los médicos y hay que recordarles que están negociando con cuestiones vinculadas a la vida y la salud de muchas personas y no negociando como si se tratara del modelo de un auto o la marca del plasma”, afirmó.

El proyecto de ley “antiplus” presentado por Martínez aborda la concientización y control otorgándole poder de policía a la Defensoría del Pueblo de la provincia y establece multas económicas y sanciones que incluyen la exclusión definitiva del profesional que reitere este tipo de prácticas abusivas.


Comentarios


La puja con los médicos tiene 32 mil afiliados al Ipross de rehenes en zona atlántica