La Ruta del Pehuén tienta con sus sabores

Dulces, licores y conservas hechas con piñones fueron los principales atractivos de la muestra realizada en Neuquén.



#

Para María Teresa y Miguel la degustación de los frutos de la araucaria garantiza las ventas. (Foto: Matías Subat )

Neuquén tiene miles de paisajes y en cada uno un sabor. El viernes y ayer se instaló una carpa sobre la Ruta del Pehuén en el centro de la ciudad. El turismo y los productos de Copahue, Caviahue, Aluminé, Villa Pehuenia y Moquehue se mostraron ante cientos de personas que por allí pasaron, para seducirlos.

En uno de los stands María Teresa Stowhas y su compañero Miguel Massa daban a probar sus piñones y deleitaban a los que paseaban.

María Teresa mostraba sus frascos con la marca Huerquén llenos de piñones dulces, salados o con vinagre. Allí contaba que para lograr sus productos se levanta temprano y en el bosque de araucarias en el que vive recolecta piñones “en cuatro patas”. Luego pasa horas al día en su cocina pelando piñones. Si bien su marido hizo una máquina para pelar, no sale como le gusta y muestra las uñas gastadas del trabajo.

“Llevo 17 años elaborando. Cuando empecé nadie hacía. Soy una de las creadoras de los productos derivados del piñón. Como mujer emprendedora fui a presentarlos en Chile, Buenos Aires y no daba abasto para vender”, dice.

A su lado, algunos visitantes de la globa se ponían las antiparras de la estación de realidad virtual y vivían lejos de la Ruta del Pehuén de manera tecnológica. Pasaban por la adrenalina de un día de rafting, kayak, trekking, cabalgatas o turismo Mapuche. Mientras, la mujer contaba que el licor y los aderezos de piñón son los preferidos de los turistas que llegan a su casa a comprar.

“Aprendí sola. Fui probando, el licor natural fue mi primer hijo y ya no paré de intentar cosas nuevas. Los hacía y después los llevaba a estudiar a Bromatología, pero los rebotaban. Así lo perfeccioné y hoy trabajo con todos los permisos. Estoy feliz que a la gente le guste”, decía.

El matrimonio vive en Moquehue desde hace 27 años. Miguel contó que tienen una vida muy pacífica. “Estábamos en Neuquén, pero un día decidí irme y les dije, el que quiere que me siga y los cinco hijos se fueron con nosotros. Después hicieron su vida pero nosotros nos quedamos allá”.

Él la ayuda en venta, transporte y tiene cabañas en alquiler. “Estuvimos hasta en Tecnópolis. Ella lo logró sola, es muy trabajadora y nos cansamos de vender porque son buenos”, dice con orgullo y dan a probar.

En verano y en invierno

las actividades no cesan

El evento fue organizado por Centro Pyme Adeneu. Desde allí contaron que todas las localidades que conforman la Ruta del Pehuén ofrecen alojamiento, servicios gastronómicos, transporte y esparcimiento para el visitante entre otros servicios.

Además invitaron a las fiestas populares de la ruta que también se relacionan con el pehuén: en Caviahue se celebra la Fiesta Provincial del Piñón, en Villa Pehuenia el Festival del Chef Patagónico y en Aluminé la Fiesta Nacional del Pehuén. Y en invierno la ruta propone dos sitios para la práctica de deportes de nieve: el Cerro Caviahue y el Parque de nieve Batea Mahuida.


Temas

Neuquén Vinos

Comentarios


La Ruta del Pehuén tienta con sus sabores