La última exportación de GNL de YPF viaja rumbo a Brasil

Con la salida del buque Excalibur finalizó el período de exportaciones regulares de gas natural licuado que YPF lleva adelante. En total se realizaron cinco envíos.




El gas de Vaca Muerta volverá a llegar en pocos días a Brasil, cuando el buque metanero Excalibur arribe a las costas de ese país con el último cargamento de gas natural licuado (GNL) del primer ciclo de envíos regulares que dispuso YPF.

El cargamento es uno de los más grandes que se realizó desde el inicio de las operaciones regulares en septiembre del año pasado, dado que el buque completó su capacidad de 138.000 toneladas métricas.

La experiencia de procesar la mayor producción de gas del país que se genera a partir de Vaca Muerta comenzó a mediados del año pasado, cuando en junio partió la primera carga a modo de prueba piloto. Una vez probado el sistema, desde septiembre la barcaza fábrica, el Tango FNLG no paró de trabajar y cada 45 días en promedio se efectuó un envío, realizando así un total de seis cargas.

En el enorme barco se procesaron cerca de 600.000 toneladas métricas de GNL, lo cual equivale a unos 360 millones de metros cúbicos de gas natural.

Esto implica que la barcaza insumió un promedio de 1,33 millones de metros cúbicos de gas por día, una demanda que además puede ser incrementada dado que la capacidad del sistema es de hasta 2,5 millones de metros cúbicos.

Los primeros cargamentos, al igual que el que partió este lunes, tuvieron por destino Brasil, pero durante el invierno del hemisferio norte se logró colocar cargas en España e incluso en este año se sumó un envío que fue comprado por el mismo Estado argentino, a través de Ieasa.

Pero el invierno marca la finalización del primer ciclo de producción regular, dado que con la llegada del frío la demanda de gas natural en el país supera a la producción y deja sin gas disponible a la barcaza.

El dato

9 meses
fue la extensión del ciclo de envíos regulares que comenzó en septiembre pasado.

La crisis que está generando la pandemia del coronavirus podría generar una ventana de oportunidades para la producción de GNL de Argentina, dado que se estima que junto al descenso de la producción de petróleo en Estados Unidos caerá su producción de gas y de GNL, dejando espacio para colocar ventas argentinas.

Pero la capacidad de producción de GNL de Argentina también depende de la producción de gas local, y en especial de Vaca Muerta, en donde hace cerca de seis meses no se suma ni un sólo nuevo pozo de gas.

En números

138.00
toneladas métricas de gas natural licuado transporta el buque Excalibur en sus bodegas.

Sin embargo, esta misma falta de producción local podría marcar que la producción de GNL en los meses templados podría ser utilizada como una forma de acopio de gas para los meses de invierno, adquiriéndose la producción de YPF en lugar de importar buques metaneros de otros puntos del globo.

Las alternativas se comenzarán a definir a partir de septiembre de este año, cuando con la llegada de una nueva primavera, se estima que las operaciones se retomarán en el barco fábrica que está amarrado en el puerto de Ingeniero White y con un contrato de alquiler por otros nueve años.


Comentarios


La última exportación de GNL de YPF viaja rumbo a Brasil