Las clínicas aceptaron revisar los convenios con Salud

No descartan reconsiderar los valores de las cápitas de las prestaciones.

ROCA (AR).- La Federación de Sanatorios y Clínicas de Río Negro (Feclir) dio su aval a la iniciativa del nuevo secretario de Salud, Alejandro Marenco, de revisar los convenios con los prestadores privados.

Respecto a la posibilidad de reducir el nivel de las prestaciones en caso de que el gobierno baje el valor de algunas cápitas, el titular de Feclir, Carlos Gigena, aclaró que "la prestación se realiza o no, el nivel no se puede bajar, es ser o no ser", palabras que dejaron entrever que algunos servicios asistenciales podrían dejar de existir en el nuevo proyecto.

De esta manera, Gigena convalidó la decisión del nuevo titular de Salud de revisar cada uno de los convenios que se firmaron con los prestadores médicos y que actualmente están en vigencia.

Desde la entidad no se descartó reconsiderar el valor de la cápita que se le paga al Ipross y los convenios de alta complejidad, temas que se vienen debatiendo en el seno del sector, según confirmaron fuentes de la Federación.

"Acá tenemos que ser todos inteligentes y racionales para hacer un proyecto serio y viable con un presupuesto que nos dirá el gobernador. Estamos de acuerdo en revisar los convenios pero participando todos los sectores. Después de tener el presupuesto y analizar uno por uno los convenios veremos qué se puede brindar a los rionegrinos", indicó el directivo.

La Federación de Clínicas convocó también a que todos los sectores trabajen para sacar adelante la salud provincial con un "proyecto serio y sustentable".

"Acá se terminó, no tiene que haber una pelea entre la salud privada y la pública, no hay discrepancias cuando toda la salud está afectada", sentenció Gigena, al referirse a que todos los sectores -incluso gremiales- de la salud provincial deben colaborar con un mismo fin.

El "proyecto de crisis" que se está elaborando con todos los sectores de la salud será entregado al gobernador Pablo Verani en los primeros días de la próxima semana.

Al igual que Marenco, el titular de Feclir también se mostró conciliador a la hora de hablar de optimización de los recursos y ofreció al gobierno "seguir dialogando y conceder toda nuestra capacidad técnica para armar este proyecto de crisis y tener un resultado lo menos doloroso posible".

En este sentido, se limitarán únicamente a tomar decisiones y medidas concretas, de acuerdo al presupuesto con el que contará Salud Pública durante este año.

Cabe aclarar que hay fuertes presiones del sector de los prestadores para que se restablezca la cadena de pagos que desde hace más de siete meses está cortada en la provincia.

Sin embargo, descartaron la posibilidad de cortar los servicios por estos días hasta tanto concluir en la negociación con el gobierno provincial rionegrino.

Rechazan nominación para el Pami

ROCA (AR).- En medio de una de sus peores crisis económicas y aún con la incertidumbre que genera la ausencia de un titular provincial, los empleados del Pami se oponen a la designación de Aldo Iriarte al frente de la obra social de los jubilados y apoyan la iniciativa central de elegir la próxima cabeza provincial a través de un concurso público.

"La designación de Iriarte sería como premiar la gestión de Víctor Alderete, uno de los mayores responsables de esta crisis", señaló Miriam Lapponi, secretaria general de la Unión de Trabajadores del Instituto (UTI) seccional Patagonia.

"Lo peor de esto es la actitud de los jubilados autoconvocados de Roca, que desde hace tiempo no pelean por mejorar la grave situación del Pami, sino que pelean por que Iriarte vuelva a ocupar su puesto político", agregó.

En ese sentido, la representante gremial aseguró que el nombre del nuevo titular provincial tiene que surgir a partir de un concurso público.

"Los empleados no estamos planteando ningún nombre y no nos interesa, estamos convencidos que un concurso puede ser lo mejor para el Pami. Es más, nosotros llegamos a proponer que ni siquiera debería ser médico para tratar de evitar estos roces con los prestadores", indicó la sindicalista.

En cuanto a los rumores que hablaban sobre un posible traslado de la obra social desde Roca a Bariloche, Lapponi consideró que esta fue la excusa que "encontraron los quince o veinte jubilados autoconvocados para fogonear el nombre de Iriarte, encima sobre versiones que no tenían ningún tipo de entidad".

"A nosotros no nos interesa quien venga, lo que queremos es que no se premie a gente que realizó con todos los recursos posibles a disposición una gestión intrascendente y encima habiendo sido funcionario de Alderete" concluyó la secretaria general del gremio.

Compran insumos para el hospital de Bariloche

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Cooperadora del hospital de Bariloche compró en los últimos tres meses 20.850 jeringas, 15.300 guantes de látex y más de 60 kilos de algodón, entre otros insumos que resultaban indispensables para no paralizar las prestaciones.

El aporte se sumó a los habituales programas que mantiene la Cooperadora, entre ellos los de entrega gratuita de anticonceptivos y de medicamentos a los pacientes que no pueden comprarlos. Pero cada vez debe cubrir más necesidades elementales debido a la insuficiencia del presupuesto que envía la provincia.

El presidente de la Cooperadora, Oscar Borrelli, dijo que los insumo comprados en el último trimestre tuvieron un costo cercano a los 7.000 pesos. Reconoció que en el hospital "hubo momentos en los que se acabaron las jeringas", y señaló que en la actual crisis la salud pública "se financia con más deuda o depende de la ayuda de la comunidad".

En coincidencia con lo señalado varias veces por el Consejo Local de Salud, Borrelli cuestionó que el Estado provincial destine al hospital de Bariloche un presupuesto para gastos operativos que cubre sólo la mitad de los requerimientos.

Dijo que la suma de dinero es la misma para todos los hospitales de complejidad seis, "cuando el de Bariloche es un hospital con más camas y muchas menos derivaciones" que otras grandes ciudades. El listado de elementos comprados por la Cooperadora incluye 20.850 jeringas, 10.500 agujas, 100 bisturís, 500 sondas, 61 kilos de algodón, 32 kilos de gasa y 15.300 guantes de látex.


Comentarios


Las clínicas aceptaron revisar los convenios con Salud