Las terapias están al límite y ponen bajo presión las cirugías programadas en Río Negro

La ocupación de camas de vigilancia intensiva fue otra vez cercana al 100% ayer en el Alto Valle. En el sector privado crece la incidencia del coronavirus.

El hospital López Lima tenía ayer sólo una cama libre y en toda la ciudad la ocupación era del 95,9%. (Foto: Juan Thomes)

El hospital López Lima tenía ayer sólo una cama libre y en toda la ciudad la ocupación era del 95,9%. (Foto: Juan Thomes)

Las terapias habilitadas en el Alto Valle volvieron a quedar ayer al límite de su capacidad operativa. En Bariloche esa saturación es una realidad desde hace nueve días. En los hospitales públicos, los casos graves de covid-19 concentran la mayor parte del esfuerzo del personal de salud. En clínicas y sanatorios todavía no hay predominancia del coronavirus, pero el escenario interno de esas instituciones se va modificando lentamente. “El ritmo es cada vez más parecido al que teníamos a mediados del año pasado”, describió el vocero de uno de los centros en Roca.

Aquel escenario del 2020 estuvo caracterizado por el bajo nivel de cirugías programadas, para evitar la ocupación de camas en los sectores de cuidados intensivos.

Por el momento, en Roca y en Cipolletti no se suspendió el uso de quirófanos para intervenciones sin urgencia, pero nadie puede garantizar cuánto tiempo más seguirán operando los médicos.

“Se nota una tendencia de incremento de internaciones de covid, tanto en piso como en terapia. Todavía no es de la magnitud ni en la proporción de las épocas más críticas del año pasado, pero sí claramente hay una tendencia creciente. Eso nos hace seguir con mucha más atención la programación de cirugías”, explicaron ayer directivos del Sanatorio Juan XXIII.

En esta institución hubo precisamente ayer una reunión de jefes de servicio para analizar los pasos a seguir ante este nuevo escenario.

“No hay una decisión de cerrar preventivamente, pero sí una necesidad de ir organizando y adecuando las cirugías en función de la capacidad real que semana a semana el sanatorio irá teniendo, de acuerdo a cómo vaya evolucionando la curva de casos covid”, se detalló.

Desde la Clínica Roca confirmaron la mayor incidencia del coronavirus. Diez días atrás los pacientes covid de la UTI representaban un 30% y ayer esa cifra estaba en el 50% del total de internados.

Con ese contexto, la institución informó que prevé continuar con las cirugías programadas, pero limitadas a patologías que no requieran UTI.

Esa decisión de continuar con actividad en los quirófanos responde a que se trata de cirugías “atrasadas” del año pasado. “El criterio que impera es “que la patología atrasada no se transforme en una urgencia”, evitando de esta manera que el paciente requiera de UTI en algún momento”, explicaron.

Los referentes de Clínica Roca dijeron que “ya es palpable y se visualiza el ingreso en la segunda ola, con tendencia al alza de casos e internaciones”, destacando que esta situación no modifica los esquemas internos de trabajo, porque desde el inicio de la pandemia cuentan con sectores identificados e independientes entre covid y no covid, con personal también diferenciado.

Desde el hospital López Lima informaron ayer que el ritmo de las cirugías programadas no se desaceleró en forma abrupta, porque si bien la ocupación de camas de la UTI era del 90%, en Clínica el nivel de internación estaba en un 70%. Ante la posibilidad de ubicar allí a los pacientes tratados por casos de complejidad media, el diagrama de operaciones no tuvo grandes alteraciones.

En la Terapia Intensiva del centro público roquense quedaba ayer sólo una cama queda libre.

El escenario ya resultaba complejo tras el último parte emitido por el Ministerio de Salud donde se consignaba que del total de 49 camas que hay en Roca (en el sector público y privado), el nivel de ocupación llegaba al 95,92% (27 covid – 20 no covid).

De ese total, 13 corresponden al hospital López Lima y si bien se había informado de manera extraoficial que la ocupación era del 100 %, la directora, Ana Senesi, aclaró que todavía quedaba un lugar libre.

En caso de que la capacidad de respuesta se vea superada, Senesi subrayó que se pondrá en marcha el mismo sistema que el año pasado, basado en la derivación de pacientes hacia otras ciudades de la región.

Por caso, dijo que ya está terminada la obra del hospital de Regina que permitirá la ampliación del cupo de camas UTI. Pero la opción es buscar alternativas en otras ciudades que tengan espacio en sus respectivas unidades.

Más incidencia

50%
de las camas de UTI de la Clínica Roca tenían ayer a pacientes covid. Hace diez días esa cifra era del 30%.

Se duplicaron los casos en Allen y no hay personal para la UTI


La situación epidemiológica en Allen se está agravando, ya que en una semana se duplicaron los casos de covid. Además, la terapia intensiva que se instaló el año pasado para reforzar el sistema de salud no está funcionado, porque no hay personal especializado disponible.

El director del Hospital Ernesto Accame, Sebastián Wilde, señaló que, de los 54 casos activos hasta el martes, dos requirieron internación en terapia y fueron derivados a Roca y Cipolletti.

“Si hay que seguir con las derivaciones, vamos a tener que continuar buscando camas como lo venimos haciendo hasta ahora”, expresó el directivo.

Wilde informó que hay otro factor que impacta en el nivel de ocupación como los procedimientos quirúrgicos no covid, que se reactivaron luego de varios meses.

“Se siguen haciendo estos procedimientos porque cuando se dejó estar durante la pandemia derivó en más complicaciones”, explicó.

El director recordó que el año pasado con el aumento de la curva de la región se habilitaron camas en el hospital de Allen.

Primero fueron cuatro luego seis y finalmente se llegó a 12 camas con aportes de Nación. Estas camas se desactivaron en diciembre pasado cuando bajó el nivel de contagios.

“Se intentó dejar esta terapia funcionando pero que no se pudo conseguir terapistas en Allen y tampoco hay disponibles en la región”, explicó.

Mencionó que actualmente hay seis camas de terapia con equipamiento completas que no han vuelto a reactivarse por falta de profesionales.

En cuanto al aumento de casos de las últimas semanas, señaló que el año pasado también incrementaron, pero no al mismo nivel. Consideró que el factor climático tiene relación ya que las personas comparten más en lugares cerrados, pero aun así “es difícil establecer los motivos por los cuales aumentaron esta manera”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Las terapias están al límite y ponen bajo presión las cirugías programadas en Río Negro