Le robaron la cuenta de WhatsApp y se la devolvieron porque sus amigos "son unos secos"

La historia tuvo como protagonista a un carnicero de Santa Fe. Quisieron estafarlo virtualmente, pero el delincuente fracasó en su propósito.

Las estafas virtuales mediante WhatsApp y otras plataformas virtuales están a la orden del día. Sin embargo, no siempre son exitosas para los delincuentes, ya que a veces pueden fallar.

Esta historia se centra en la localidad de Granadero Baigorria, en la provincia de Santa Fe, cuyo protagonista es un carnicero local llamado Rubén, a quien intentaron robarle con este método.

El hombre fue contactado por un hacker, con un supuesto interés por el vehículo que tiene en venta. De esta manera, el ciberdelincuente se apropió de la cuenta de la víctima.

Tanto el comerciante como el estafador mantuvieron un diálogo durante algunos días para concretar la venta del vehículo, hasta que el hacker le envió un link con un código.

Tras aceptarlo, el carnicero perdió el control de su cuenta de WhatsApp y el ladrón uso la excusa de la venta de la camioneta para pedir que le den dinero.

En este caso, pidió a los contactos de Rubén que lo ayudaran a cubrir una falsa multa de la camioneta, para que pudiera finalmente venderla.

A mis contactos les pareció raro, porque me conocen y saben que no me manejo así. Además, no veían el logo que uso en mi foto de perfil”, contó Rubén.

Sin embargo, la historia terminó de manera inesperada. Dos días después, el carnicero recibió un llamado telefónico en el que le advertían que "ni de chorro se puede trabajar".

"Trabajé dos días como un loco, pero todos tus amigos son una manga de secos. Este país no da más", le dijo el malviviente frustrado y le devolvió la cuenta de WhatsApp.

Después de ese insólito diálogo, Rubén realizó la denuncia ante un móvil del Comando Radioeléctrico que pasó por el local. “Me quise cubrir porque no vaya a ser que esta persona terminara cometiendo un robo o un secuestro y quedo pegado como loco”, cerró.


Comentarios


Le robaron la cuenta de WhatsApp y se la devolvieron porque sus amigos «son unos secos»