Llevaron tranquilidad con los casos de hantavirus en Bariloche

Los médicos aseguraron que “el brote de Epuyén es algo extraordinario” y recalcaron la importancia de las medidas de prevención. Evaluaron las condiciones de la terapia intensiva del hospital de Bariloche ante la llegada de algún caso.





Llevaron tranquilidad con los casos de hantavirus en Bariloche

El secretario de Salud de Río Negro, Alfredo Muruaga, participó de una reunión de trabajo con el equipo técnico del hospital Ramón Carrillo a fin de evaluar la conformación de un comité de alerta a raíz de los 15 casos confirmados de hantavirus en Chubut.

“Ofrecimos nuestra colaboración, compartir con ellos algunos temas y si es necesario, atención médica. Desde que aparecieron los primeros casos de hantavirus hace tiempo ya, todos los años los casos se replican. No se puede erradicar y es parte de nuestra convivencia. Por eso, no bajamos las manos”, señaló el secretario de Salud de Río Negro, Alfredo Muruaga.

Reconoció también que se evaluaron las condiciones de la terapia intensiva del hospital de Bariloche en caso de contar con algún caso de hantavirus.

“Nuestro sistema sanitario siempre está en alerta porque es el hospital de máxima complejidad de la comarca, incluyendo la parte del noroeste neuquino. Además, estamos en zona de frontera”, señaló el funcionario provincial.

Te puede interesar: Murió otro hombre en Chubut y se sospecha que es la cuarta víctima por hantavirus

La coordinadora de Epidemiología del hospital, Dianela Gallardo, resaltó que solo se registraron dos casos este año. Un joven de Bariloche evolucionó favorablemente; mientras que una mujer de 26 años de El Bolsón que había estado juntando leña murió.

“Lo de Epuyén es algo extraordinario. Este brote se presenta ahora después de 22 años. Es un brote que puede tener alguna variabilidad pero lo importante son las medidas de prevención”, indicó Eduardo Herrero, coordinador de Salud Ambiental de la Zona Andina.

Recordó las medidas de prevención básicas como acampar en campings habilitados, la limpieza de lugares abandonados, evitar circular por sendas cerradas, juntar leña de día y el uso de barbijos N95, calzado cerrado, manga larga y guantes, en algunos casos.

“El contagio es por inhalación. Hay otro por contacto directo con el roedor pero es menos probable. Y desde el 96 dijimos que este virus tiene posibilidad de transmitirse de persona a persona. También hay contagio por el contacto con heridas; por eso, sugerimos los guantes”, aseguró Herrero.


Comentarios


Seguí Leyendo

Llevaron tranquilidad con los casos de hantavirus en Bariloche