Los contagiados de Bariloche son por reuniones sociales y festejos del Día del Padre

También hay una veintena de casos de propagación del virus en ámbitos laborales. El jueves se registró el pico máximo de contagios en un día en la ciudad, con 19 confirmados.



En el hospital de Bariloche no hicieron testeos este domingo. Archivo

En el hospital de Bariloche no hicieron testeos este domingo. Archivo

Bariloche llegó a un nivel de duplicación de 21 días, por debajo del período ideal, y un índice de crecimiento de la curva de casos de coronavirus considerado “exponencial”. Pero aun con estos datos, las autoridades sanitarias señalan cierto control porque la mayoría de los nuevos confirmados integra el grupo de “contactos estrechos” de pacientes con la covid-19.

La ciudad andina volvió a posicionarse entre las más afectadas de Río Negro con 67 pacientes activos con coronavirus y el jueves tuvo un día récord con 19 contagios en 24 horas.

La mayoría de esos contagios se trata de contactos estrechos que ya estaban identificados, solo en tres casos se busca el nexo epidemiológico”, dijo a RÍO NEGRO el director del hospital zonal, Leonardo Gil.

De los últimos casos de la semana, que suman más de 40, según el médico, la mayoría se contagió en ámbitos laborales, reuniones sociales y festejos del Día del Padre. Esta última situación “era esperable”, indicó Gil, en coincidencia con lo que también admitieron esta semana autoridades sanitarias de Roca.

Las reuniones familiares por el Día del Padre habían sido advertidas por el director del hospital y el intendente Gustavo Gennuso la semana pasada cuando hicieron un llamado a la población a respetar las medidas de aislamiento obligatorio, que rigen por tratarse de una ciudad con circulación comunitaria del virus. En ese momento, las autoridades indicaron que la mayoría de los casos del último tiempo respondían a contagios por compartir reuniones, mates y bebidas sin cuidado.

Respecto a los ámbitos laborales donde hay contagiados, se dio a conocer que hay entre 18 y 20 pacientes con coronavirus que integran equipos de salud ya sea del ámbito público como de centros de medicina privada.

El titular del hospital Ramón Carrillo dio como noticia positiva del día que ayer terminó su estadía en terapia intensiva un hombre con coronavirus, del barrio El Frutillar, que estuvo 45 días internado en grave estado. Ahora sigue sus cuidados en sala de cuidados intermedios.

En tanto, en el ámbito privado permanecían ayer tres pacientes internados y con asistencia respiratoria mecánica. Todos mayores de 65 años y con cuadros de salud delicados.

Las autoridades sanitarias observan las cifras de Bariloche con cautela y en el contexto nacional considerando que se transita por períodos de picos de contagio. Por eso resaltan que solo hay tres camas de terapia intensiva ocupadas con pacientes covid-19, de las casi 40 que tiene el sistema público y privado de la ciudad.

Bariloche tiene pacientes internados en el hospital y en dos sanatorios privados, pero además hay personas con covid-19 asintomáticas o con síntomas leves que permanecen aisladas en dos hoteles. La capacidad para alojar pacientes leves no está saturada por ahora y queda un tercer hotel preparado y disponible para alojar afectados con la enfermedad.

La secretaria de Políticas Públicas, Mercedes Iberó, aclaró el jueves que en Río Negro “no internamos pacientes positivos en sus casas” porque tenerlos en hoteles o centros de salud “es la única manera de controlar, que no se siga dispersando el virus y que la gente esté realmente aislada”.


Comentarios


Los contagiados de Bariloche son por reuniones sociales y festejos del Día del Padre