Los contratiempos de un turista extranjero asaltado en Bariloche

Un portugués sufrió el robo de pertenencias y dinero en mayo. Relató los errores de la Policía que complicaron más su caso e incluso él mismo consiguió las cámaras que identificaron a los ladrones.





La Comisaría Segunda foco de las críticas de un turista asaltado. (Archivo)

La Comisaría Segunda foco de las críticas de un turista asaltado. (Archivo)

Roberto Carneiro es un turista portugués que junto a su esposa visitaron Bariloche a comienzos de mayo. El robo de un auto que dejaron estacionado en pleno centro complicó su estadía y las dificultades se acrecentaron por la falta de operatividad de la Policía de Río Negro.

El turista -que ya retornó a su lugar de origen- quiso dejar plasmado los contratiempos que padeció tras el robo sufrido en Bariloche y remitió su relato minucioso vía mail a este diario y hasta al ministro de Seguridad, Gastón Pérez Estevan, para que se tomen medidas y mejore la prestación del servicio de la fuerza policial.

Su reclamo apuntó a un “funcionamiento defectuoso que tiene la Comisaría Segunda de San Carlos de Bariloche” con un pedido para que las autoridades “puedan intervenir y mejorarla, para que empiece a regir su propósito de 'Servir y Proteger' a sus ciudadanos”.

Transcribimos el relato completo del turista damnificado:

Mi nombre es Roberto Carneiro y soy un ciudadano Portugués que estaba viajando por Argentina.

Me dirijo a Ustedes para poder realizar una queja sobre la Comisaria Segunda de la ciudad de Bariloche, que se encuentra en el centro cívico de dicha ciudad.

En el pasado día 1 de mayo de 2019, juntamente con mi pareja (ciudadana Argentina), fuimos víctimas de un robo. Dejamos nuestro auto, alquilado, en una calle del centro de la ciudad de Bariloche y salimos para almorzar. Los 2 asaltantes rompieron el vidrio trasero y llevaron todas nuestras pertenencias (detallada en la denuncia que envió adjunta). Así que nos dimos cuenta salimos corriendo para la Comisaría Segunda (mencionada arriba y sobre la cual hago la denuncia) y fuimos recibidos por el oficial Fernando Roldan.

Como Ustedes pueden imaginar era un momento de pánico y de desespero que empeoro con la negligencia del dicho oficial que mientras nos tomaba la denuncia hacia pausas para mirar el partido de fútbol que pasaba en la pantalla adentro de su oficina. Por supuesto que trabajar de una forma tan poco profesional resultaría en el error que tuvimos que solucionar al siguiente día (explicare mas adelante). La noche del día 1 de Mayo se quedara inolvidable pues el sentimiento de injusticia y de falta de apoyo era tremendo.

El día 2 de mayo bien temprano fuimos a la Comisaría Segunda para intentar saber se ya tenían novedades sobre nuestro caso y fuimos informados que ahi solo recibían las denuncias y enviarían para la Fiscalia, y que podia tardar días o semana hasta que se empezase una investigación del sucedido, así que el mejor era olvidar lo que paso y seguir nuestra vida (vaya frialdad). Como habíamos visto el día anterior (que era feriado y el restaurante estaba cerrado) que un restaurante (cerca del local donde sucedió el robo) tenia una cámara de seguridad fuimos a pedir para ver las grabaciones. Con suceso vimos todo lo sucedido y se podía ver la cara de los dos ladrones. Salimos corriendo hacia la Comisaría Segunda para informarles del video y fuimos una vez mas recibidos por el oficial Fernando Roldan que, con la frialdad que ya nos había acostumbrado, pidió que le lleváramos el video en un pendrive a las 21h del mismo día, pues en ese momento ya estaba por salir y volvería a esa hora para el turno de la noche (nos paso el numero de su celular para que le llamáramos si descobriamos algo mas). Nos informo también que ese seria su ultimo turno pues después se iba de vacaciones, así que si no le entregamos esa noche el ya no podría hacer nada. Nos tomo de choque que había pasado casi 24h después del sucedido y que nada estaba interesada el resolver el caso. Así que salimos corriendo para la Fiscalia y intentar hablar con alguien que nos podia ayudar.

En la Fiscalia, el agente Inti Isla después de escuchar nuestro caso, se presento y nos hizo saber que todavía no habían recibido nuestra denuncia (22 horas después de la denuncia). Ahí que le explicamos del video del restaurante y de imediato envío dos agentes (con pendrive) con nosotros para bajar el video y empezaren a investigar. A los 30 minutos que salieron con el video nos contaron que habían identificado los dos asaltantes y que iban a pedir una autorización de allanamiento. Esa autorización tardo pues (ahora viene el primero error del oficial Fernando Roldan) la denuncia estaba mal echa, tenia un adjunto de otra denuncia y como tal no serviría para presentar a un juez. El oficial Fernando Roldan nos llamo esa tarde para ir a corregir la denuncia y se via en su cara que no estaba contento con el desarrollar de la situación y tampoco con el hecho que en su momento de descanso alguien lo había llamado para corregir su error. Hecho eso nos dio la nueva denuncia y quedo de enviar la misma para la fiscalía, ya eran las 17h del día 2 mayo, así que el pedido de allanamiento tendría que esperar por el día 3 mayo. Todas estas horas eran precisas para poder recuperar nuestras pertenencias y encontrar a los criminosos.

El día 4 nos dirigimos a la ciudad de Buenos Aires, para poder en el día 6 de mayo hablar con la gente de mi embajada para que me ayudaran a volver a mi país sin mi pasaporte. Ya en Buenos Aires esperando resolver el tema de los documentos, empezamos a hacer los tramites del seguro de algunas de las cosas robadas. Y fue en ese momento que nos dimos cuenta que la segunda denuncia estaba mal hecha (segundo error del oficial Fernando Roldan) pues había puesto la fecha del 1 de abril de 2019. Nuestro seguro, conforme sus términos y condiciones, solo acepta la comunicación de siniestros hasta 7 días después del siniestro.

El panico y el desespero volvieron con toda la fuerza pues sentimos que nos estaban “robando" la oportunidad de recuperar algunas de nuestras pertenencias. Asi que resolvemos llamar al oficial Fernando Roldan para que nos ayudara con la fecha de la denuncia. Contesto el celular y le explicamos que había cometido un error grave y que teníamos que arreglar eso antes que pasara la fecha permitida para hacer la comunicación del siniestro. Al que nos contesto que estaba de vacaciones y que no podia hacer nada (con la frialdad que ya le reconocemos). Le pedimos por favor que llame a sus compañeros de la Comisaría Segunda para podernos enviar una corrección de la denuncia o una comunicación oficial de que había habido un error tipográfico relativo a la fecha de la misma, al que una vez mas dijo quedo no podia ayudar (sin explicar el porqué). Le informamos que lo íbamos a denunciar por su trabajo negligente y nos dijo que el no era cualquiera y que no le podíamos hablar así y corto la llamada.

Llamamos a la Comisaría Segunda para que nos realicen una corrección de la denuncia y nos informaron después de un par de llamadas que fueron cortadas (no sabemos el porque pero no desistimos) el oficial Paredes informo que teníamos que enviar la denuncia que teníamos por fax (???). 1º Como puede ser que no guarden en formato digital las denuncias que realizan? 2º Como puede ser que no tengan un email para poder recibir comunicaciones?

Después de buscar en un par de cuadras una librería con fax llamamos a la comisaría y para nuestro espanto la respuesta dada a la librería, cuando llamo para que le den la señal, era que no tenían hojas… Volvemos a llamar y pedir para hablar con el oficial Paredes y contarle de las hojas, ahí nos dijo que intentaremos de nuevo así que pedimos al señor de la librería que llamara de nuevo y ahí dieron señal, mientras estábamos en el celular con agente Paredes el nos informo que había llegado cortado el fax y que intentáramos de nuevo y la llamada se cortó (una vez mas). Pedimos al señor de la librería que llamara de nuevo y le dijeron que el fax estaba roto y que al final no podían ayudar (?!). Al señor de la librería, toda esta situación le dio tamaña vergüenza que en frente a sus clientes me pidió perdón en nombre de Republica de Argentina. Que graciosamente acepte.

Al final tuvimos que pedir a la señora que nos dio estada en su casa, en Bariloche, si podía ir a la Comisaría Segunda a pedir ayuda urgente para nuestro caso. Pedimos ayuda también al Agente Inti Isla. A los pocos días tuvimos la denuncia arreglada.

No somos expertos en temas criminales ni de investigación (aunque que solos fuimos a encontrar el video donde pudieron identificar dos ladrones) y con este email quisiera darles a conocer la realidad del funcionamiento defectuoso que tiene la Comisaría Segunda de San Carlos de Bariloche, de forma que puedan intervenir y mejorarla, para que empiece a regir su propósito de SERVIR y PROTEGER a sus ciudadanos.

Cordialmente, Roberto Carneiro


Comentarios


Los contratiempos de un turista extranjero asaltado en Bariloche