Los gremios van por un reajuste salarial antes de que termine el año

Bancarios, petroleros y empleados de comercio de Neuquén pidieron una nueva suba. Buscan anticiparse al dato de la inflación de septiembre que será el más duro. Los estatales también quieren hacer una revisión.



#

Los precios de alimentos y bebidas fueron los más afectados por el efecto devaluatorio. (Foto: Archivo )

El 2018 se perfila como el año de la paritaria permanente en la carrera de los sindicatos por alcanzar la inflación. En Neuquén, los únicos que se garantizaron la tranquilidad de acompañar la suba de precios con los aumentos salariales fueron los trabajadores estatales, mientras que los del sector privado esperan este mes reabrir nuevamente la discusión con las patronales para acordar retoques en las escalas.

Es el caso de La Bancaria, que arrancó el año con un incremento del 15% para todo el año y ya realizó dos modificaciones para llegar al 28%. “En abril firmamos un 15% con el compromiso de que, si la inflación se disparaba, nos sentaríamos a discutir. En julio añadimos un 5% más y en agosto volvimos a juntarnos para pactar un 8% más en dos tramos”, explicó el secretario general de la seccional Neuquén, Francisco Melo.

El gremio está solicitando a las cámaras empresarias una nueva reunión este mes para discutir una nueva suba que compense la inflación de septiembre, que se conocerá la semana que viene, pero que proyecta en un 6% por el efecto de la devaluación. “Este año fue muy difícil. El 15% que firmamos a principio de año no nos gustó nada, pero nos encontramos en una situación de mucho desgaste. No descartamos ahora una nueva situación de conflicto”, evaluó el dirigente.

Otro sindicato que quedó por detrás de la inflación este año fue el de Petroleros Privados. La organización que conduce Guillermo Pereyra también acordó un 15% anual a principios de año, pero ya en julio debió activar una cláusula gatillo para añadir un 5% extra. El sector está impulsando una nueva negociación para solicitar un 20% más y una nueva mesa de revisión en febrero. “Nadie sabe que es lo que va a pasar en este país. Lo único que sabemos es el ajuste, el hambre y la miseria”, evaluó Pereyra.

Desde el Centro de Empleados de Comercio, el secretario general Sergio Rodríguez explicó que en junio debieron renegociar un 10% adicional al 15% que se había firmado en marzo, pero que ese porcentaje extra también debió ser modificado. Se iba a pagar en tres cuotas hasta fin de año, pero se terminó entregando en un sólo pago. “El año pasado tuvimos que hacer un ajuste en noviembre, pero este año ha sido peor”, analizó el dirigente sobre las negociaciones de 2018.

Los trabajadores de la administración pública, en cambio, garantizaron paridad con la inflación a través de ajustes trimestrales automáticos. El secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo, consideró que el mecanismo debería mantenerse el próximo año, aunque también advirtió que “se debe rediscutir cuánto se perdió de salario real” pese a las subas. El acuerdo vencerá cuando se cobren los salarios de enero, por lo que esperan volver a sentarse a negociar con el gobierno en febrero de 2019.

Inflación VS paritarias

El dato

Datos

24,3%
fue la inflación acumulada entre enero y agosto, según
el Indec. En Neuquén se midió por debajo: 22,9%.

Comentarios


Los gremios van por un reajuste salarial antes de que termine el año