Los incrementos en la Policía oscilarán entre el 21% y 33% en Río Negro

El impacto en la masa salarial será del 23/24%. Desde el gobierno se difundieron montos y no porcentajes para no complicar su negociación con los gremios.   




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Policías y familiares protestaron frente a la Jefatura de la de Río Negro en Viedma. Foto: Marcelo Ochoa

Policías y familiares protestaron frente a la Jefatura de la de Río Negro en Viedma. Foto: Marcelo Ochoa

El aumento otorgado a los policías reabrió las paritarias para los restantes estatales, ya convocadas para el martes 22 de setiembre. En la difusión de las mejoras a los uniformados, el gobierno se circunscribió a los montos y evitó toda referencia a subas porcentuales. La razón es evidente: no dejar rastros que otorgarían argumentos a los otros gremios estatales.

En porcentajes, las alzas de setiembre en los policías irán de casi el 21% al 33%, a partir de una ingeniería en la liquidación donde se otorga un aumento del valor del punto -que compone la estructura salarial- aunque otra gran parte surge de la aplicación de modificaciones en bonificaciones y compensaciones.

El impacto de los aumentos anunciados estará en los 120 millones por mes. Ese número se traduce en el 23% al 24% de la masa salarial de la fuerza, que está últimamente en los 520 millones mensuales. Esa franja porcentual propone un primer indicio.

Los incrementos -siempre con cálculos propios de los haberes actuales recogidos extraoficialmente- parten de los escalafones inferiores, es decir, en el agente y en el oficial ayudante. El primero rango de la fuerza hoy percibe 32.032 pesos -con presentismo- y pasarán a los 42.586 pesos. Esa suba ronda el 33%, pero el impacto se reduce al 28% si tiene bonificación por vivienda, pasando de los 36 mil pesos a un poco más de 46 mil.


El gobierno provincial se prepara para resistir el reclamo de los gremios, que llegarán con sus exigencias pero disponen de números y tiempos cedidos a los policías.


El oficial ayudante tendrá un alza del 36%, considerando un ingreso actual de 35.176 pesos -con presentismo- y su futura liquidación de 48.077 pesos. Llegará a los 54.810 pesos si cobra por vivienda entonces la mejora se traduce en el 30,8%.

En principio, estas mejoras porcentuales son las superiores. Los restantes escalafones oscilan -en su mayoría- en la franja del 28% al 30% pero decae en los cargos superiores. Así, los subcomisarios y comisarios están en el rango de 21% al 23%.

En el último tiempo, las conducciones sindicales acentuaron sus pedidos de paritarias. En realidad, UnTER y ATE profundizaron esos reclamos aunque UPCN siempre insistió en renegociar, a partir de su rechazo permanente a los aumentos pautados.

En el año, el gobierno de Arabela Carreras otorgó un pago de 4.000 pesos en la administración pública, con un pago inicial de 2.000 pesos en febrero y se llegó a los 4.000 pesos en marzo. Esta cantidad se integró al salario y, luego, se sumaron retoques sectoriales, entre ellas, el pago por Indumentaria, pasando de 4.000 a 6.000 pesos, pagaderos en agosto y setiembre. ATE impulsó y acordó pero UPCN consideró insuficiente esas bonificaciones.

En el caso docente, UnTER aceptó el 13,5% que se aplicó a partir de marzo y, luego, en agosto, se negoció el pago de 6.200 pesos por “conectividad”, que se abonará en cuatro cuotas, repartidas en los salarios de setiembre, octubre, noviembre y diciembre.

UPCN, recientemente, reiteró que los “salarios provinciales tiene depreciación que roza el 60% y, en la reunión con la conducción nacional, resaltó la “falta de diálogo genuino” en Río Negro que “se vislumbra en Nación o en muchas otras provincias con gobiernos dialoguistas”.

Empujado, el gobierno otorgó alzas a la policía y cumplió con el llamado a los otros gremios aunque se prepara para resistir en las negociaciones que se abrirán el 22 de setiembre.

Las organizaciones irán con sus peticiones y sus argumentos, como el impacto inflacionario en el año, pero también ya disponen de la concesión salarial a los policías, con sus números y sus tiempos.


Habrá cambios en el criticado sistema de guardias


El Jefe de la Policía, Daniel Jara habló el fin de semana para afirmar que el aumento “es significativo” y adelantó cambios en el sistema de guardia, que suma malestar en los uniformados.

Anticipó que se modificará y se establecerá según cada unidad: “sistema rotativo semanal”, “24 x 48”, “12 x 36 o cuarto rotativo”.

Además, Jara ratificó que “se trabaja en la modificación de la norma de Punto Policial, juntos con retirados y del sector activo”.

También resaltó que “la problemática de sueldos está siendo tratada, se van a rever algunos ítems”, y “siempre se está abierto al diálogo”.

Relativizó cualquier incidencia de la protesta, pues Jara resaltó que el “Policía está trabajando y el personal está cumpliendo su jornada laboral, no ha desatendido la prevención”.

Anunció que desde octubre se establecerán “sistemas de guardias rotativos para garantizar un servicio efectivo las 24 horas de los 365 días del año de acuerdo a los niveles de complejidad y contexto situacional de cada una de las Unidades, quedando fuera de funcionamiento el servicio de tercia”.

Evolución de la masa

520
millones de pesos por mes exigieron los últimos haberes de la Policía rionegrina, con sus 8.500 efectivos.
120 a 125
millones sería el impacto de los aumentos anunciados por el gobierno. La suba de la masa mensual será del 23% a 24%.

Comentarios


Los incrementos en la Policía oscilarán entre el 21% y 33% en Río Negro