Los peligros del coronavirus para quienes tienen enfermedades inflamatorias intestinales

Hoy se conmemora el día en el que se busca generar consciencia sobre estos padecimientos, como la Colitis Ulcerosa y Enfermedad de Crohn.



Desde la fundación se hicieron en los últimos años gran cantidad de campañas de concientización en la vía pública. Foto: gentileza

Desde la fundación se hicieron en los últimos años gran cantidad de campañas de concientización en la vía pública. Foto: gentileza

Cada 19 de mayo se conmemora el Día Mundial de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII), entre las que se encuentran la Colitis Ulcerosa y Enfermedad de Crohn. Uno de los problemas que se observan es que suelen diagnosticarse de manera tardía. Los especialistas recuerdan que hay medicamentos con los que se trata la enfermedad que bajan las defensas y dejan más expuestos a los pacientes contra el coronavirus. Se estima que en la zona Confluencia de Neuquén hay 500 pacientes.

El director del equipo de voluntarios de la filial de Neuquén de la Fundación Argentina de Ayuda para las Personas con Enfermedad de Crohn y Colitis Ulserosa (Fundeccu), Mario Asunción, marcó que hay dos recaudos que deben tener las personas con alguna de estas enfermedades, en relación al coronavirus.

"Una buena parte de los pacientes dentro de las medicaciones toman inmunosupresores o agentes biológicos. Y esto baja las defensas, por lo que quedan más expuestos. Hoy estas personas no deberían estar trabajando porque tienen más riesgos de contagio", indicó.

Otro punto son los corticoides. "Crea caldo de cultivo para los virus por lo que hay que evitar tomarlo salvo que sea extremadamente necesario”, explicó.


Una enfermedad que se diagnostica tarde


No solo en Neuquén, sino en todo el país se diagnostica tarde. No solo porque se necesitan gran cantidad de estudios para definirlo. También se solapa con otras como el colon irritable o con las personas que son celíacas”, advirtió Asunción.

Según un sondeo que se hizo desde la fundación, hay alrededor de 500 pacientes en la zona Confluencia de la provincia. Una de las complejidades es la falta de estadísticas a nivel nacional.

Son enfermedades que afectan a personas mayormente jóvenes, aunque pueden presentarse a cualquier edad incluso niños. Es una enfermedad autoinmune y genética. No se contagia. Por el momento no tiene cura, pero si se puede realizar un control adecuado con diferentes tratamientos.

Entre sus síntomas, provoca diarreas con urgencias que impiden contener la necesidad imperiosa de evacuar. Además cansancio desmedido, adelgazamiento, dolores articulares y abdominales, y anemias frecuentes. Todo esto genera pudor en los pacientes.

Las ELI afectan el tracto digestivo, pero por factores inmunológicos también puede tener manifestaciones en piel, ojos, articulaciones, hígado y vías urinarias, entre otras.

Desde Fundeccu se advierte que a las personas que las sufren, ante situaciones de urgencia, no siempre se les permite el uso de baños, por ejemplo, en bancos, comercios varios y en gastronómicos mayormente, donde se les exige ser clientes o consumir.

La organización señala que estas enfermedades tienen un impacto muy negativo en la vida diaria de las personas que la padecen y ocasionan ausentismo laboral, pérdida de ciclos lectivos e imposibilidad de realizar una vida social normal.

Se reclama en el país una ley que proteja y acompañe a los pacientes con ELI.


Temas

Neuquén Salud

Comentarios


Los peligros del coronavirus para quienes tienen enfermedades inflamatorias intestinales