Luis Cide, un músico del mundo con cuerpo y alma valletanos

El guitarrista y compositor vivió en Europa por casi veinte años. Al frente del Grupo de Jazz de FCP, este domingo, acompañará a Ernesto Jodos y Mariano Loiácono, en el Cine Teatro Español.



22-08-18 roca fundacion jazz swing y tap luis cides

22-08-18 roca fundacion jazz swing y tap luis cides

Los porfiados amantes del género se encuentran cada vez que pueden. Dos de los máximos referentes del género en nuestro país, llegan a la región para recrear algunas de las composiciones más emblemáticas del linaje. Mariano Loiácono en trompeta y Ernesto Jodos en piano abrirán la noche en formato dúo para luego compartir escenario con el sexteto de Fundación Cultural Patagonia. Este domingo, a las 21, en el Cine Teatro Español de Neuquén, será la gran noche de semejante encuentro. Las entradas están a la venta en la boletería de la sala. Se suman a los talentos Luis Cide (guitarra), Sabina Muruat (piano), Víctor Valdebenito (contrabajo), Alan Tetchiev (saxo soprano y alto), Guillermo Lancelotti (trompeta) y Leonardo Álvarez (batería). En dialogo con “Río Negro” Luis Cide se explayó sobre su trayectoria, el recital y sus discos.

P- ¿Desde cuándo en el jazz, Luis?
R- En el jazz, específicamente, 33 años. Más, 38 años. Desde los 25, antes hacía jazz rock, fusión, latinoamericana de fusión. A los 25 me fui a Europa y me impregné con el mundo del jazz. Trabajaba con músicos de Big Band, arregladores. En ese momento en el ‘81 conocí gente que le intereso como tocaba y eso me obligo también a ponerme a estudiar.

P- ¿Qué país te impacto en cuanto a lo musical?
R- Cuando llegue a Europa me impactó Suiza. La libertad de expresión de los músicos y del arte en general. Y fundamentalmente el apoyo que hay del estado para hacer del arte algo cotidiano.

Cuando llegué a Europa me impactó Suiza. La libertad de expresión de los músicos y del arte en general. Y fundamentalmente el apoyo que hay del Estado para hacer del arte algo cotidiano”.

P- ¿Cómo fue salir de Plaza Huincul y tocar en diferentes partes del mundo?
R- Nací allí y vine a Roca a los 9 años. Para mi, salir al mundo fue un ave que vuela, que necesita explorar cosas nuevas. Ves a tu país de otra manera, desde otro lugar. Te transformás un poco en un ciudadano del mundo. El estar tocando tantos años, me permitió algunas oportunidades inimaginadas, como ir a tocar a Estambul, hacer uno conciertos en Turquía, que fue la capital de Constantinopla, algo que estudiaba en la escuela! Hacer mi música allá… tocar en países como Bélgica, Holanda, entre otros. En Waterloo, lugar donde fue la batalla de Napoleón, donde se dirimieron muchas cosas, absorbí un montón de conocimiento.

P- ¿Cuál es la dificultad de dirigir tanta cantidad de músicos?
R- El objetivo es la música y los músicos con los que me rodeo, son de excelente calidad, tanto en aspecto profesional como en lo humano. En los grupos siempre hay diferentes opiniones, y eso es válido. Pero a la hora del resultado es muy positivo. Llevo 14 años trabajando en el instituto (N. de la R.: Fundación Cultural Patagonia) con grupo de músicos y coordinar con ellos está bueno, nosotros ya somos profesionales. Aparte haciendo una música como el jazz, que es lo más grandioso que sucedió musicalmente en mi vida. Aprender de todo un poco , pero fundamentalmente llegar al punto del jazz te eleva intelectualmente y espiritualmente también. Y esos nos pasa a todos.

P-¿Qué te generó estar en el grupo de jazz de FCP?
R-Me fui a los 25 años y regresé casi a los 40. Venía cada 3 años a visitar a mi familia. Cuando estaba afuera del país, siempre añoraba, deseaba si algún día volvía a la Argentina, poder tocar en todos los rincones y volcar la música que uno hace. Estar en el grupo de jazz en Río Negro, salir a tocar es una gran satisfacción. Es la realización humana de hacer lo que uno desea. Volcarse a eso como un sacerdocio. En este caso la música y específicamente el Jazz (con entusiasmo). Jazz de todos los tiempos, desde el tradicional, bebop, fusión, latin jazz, todas las vertientes del género.

P- ¿Estas preparando un disco nuevo?
R- Sí, siempre tengo composiciones. De hecho, ahora una gran satisfacción que tengo es que posiblemente pueda editar un libro a través del IUPA con temas míos. Tengo arriba de 100 temas. Van a ser dos tandas de 50. El libro tendrá 50 y luego haremos otro con la ayuda de mi colega Víctor Valdebenito que me ayuda a traducir cuestiones de maquinaria, tecnología. Quiero dejar plasmado mi material musical para que quede para la humanidad, con la intención de aportar a un mundo mejor. Siempre digo que hay que armonizar el mundo. Al planeta hay que armonizarlo. Y de esos nos encargamos los que tenemos la posibilidad de hacerlo, hay otros que no pueden. No hay que dejar el espacio, porque el planeta es nuestro. De las personas que están por ahí, de las hormiguitas, de las aves. Por eso tenemos que tomar conciencia y hacer las cosas con mucho énfasis. No sé si se llama amor, pero encararlo con todo el énfasis, con toda la energía positiva.

Lo que tenés que saber

Día y hora: esta noche, a las 21
Lugar: Cine Teatro Español de Neuquén
Artistas: Mariano Loiácono (trompeta), Ernesto Jodos (piano) y Grupo de Jazz de FCP
Entradas: $ 300 general y $150 estudiantes
Punto de venta: boletería del Cine Teatro Español


Comentarios


Luis Cide, un músico del mundo con cuerpo y alma valletanos