Macri-Pichetto no tendrá lista para el Senado

La Justicia apartó el tramo a la Cámara Alta de la boleta macrista. Se cumplen los propósitos nacionales y de Weretilneck.



La Justicia avaló la boleta de dos cuerpos: fórmula y Diputados. El tramo al Senado podrá ir separada.

La Justicia avaló la boleta de dos cuerpos: fórmula y Diputados. El tramo al Senado podrá ir separada.

La boleta de Cambiemos-Juntos por el Cambio en Río Negro no tendrá anexado finalmente el tramo al Senado y esos precandidatos sólo podrán participar con una papeleta independiente de la fórmula de Mauricio Macri-Miguel Pichetto. Así, por lo menos, lo resolvió la jueza Federal Electoral, Mirta Filipuzzi, negando la pretensión de la UCR y ratificando la estrategia nacional.

El radicalismo provincial, que hoy conduce la diputada Lorena Matzen- puede apelar en la Cámara Nacional e insistir por la adhesión de las precandidaturas senatoriales, que encabeza Marcelo Cascón. Las otras dos opciones: participar con la boleta separada o la deserción del proceso. Todo parece orientado al retiro del tramo y, consecuentemente, Cambiemos no tendría propuestas al Senado en Río Negro, expresando su innegable aporte a la proyección del gobernador Alberto Weretilneck para la Cámara Alta.

El fallo de la jueza federal Mirta Filipuzzi se esperó el viernes, que vencía el plazo para la oficialización de las boletas, pero finalmente se informó ayer, pasadas las 15, aunque la resolución tiene fecha del día anterior. La misma rechaza la impugnación radical al diseño del Pro y ARI de una papeleta electoral con la fórmula presidencial y sólo el tramo de Diputados, según mandato nacional. Consecuentemente, la magistrada determinó que la boleta al Senado debe apartarse y, por eso, se otorga plazo hasta mañana, a las 13, para la presentación del modelo aislado.

Filipuzzi se centra que la alianza nacional autorizó “únicamente la unión de la sección de boleta de precandidatos a Diputados”. Desacredita los argumentos radicales porque “no tienen apoyo” legal y se introduce en la “disconformidad” de la UCR por el “fracaso de las diligencias” ante apoderados nacionales. Resalta que el consentimiento de los mismos “resulta necesario” para su adhesión, pues entiende que “la existencia del vínculo jurídico entre las agrupaciones es una condición ineludible”, pero “no es suficiente”. El permiso nacional “busca ordenar la oferta electoral” y, en el sentido de “garantizar al electorado la transparencia”, “en el cuarto oscuro la boleta corta” al Senado se ubique al lado de Juntos por el Cambio Nº 501.

Antes, el fiscal Marcos Escandell ya había dictaminado en favor de una boleta de Cambiemos compuesta sólo con la fórmula y Diputados, excluyendo a las postulaciones a la Cámara Alta.

Al final, la resolución de la jueza ratifica esa dirección y divide en dos a la boleta macrista, cumpliendo la inicial estrategia de la dirigencia nacional.

El nuevo capítulo pertenece a la UCR, entre la apelación judicial, la participación solitaria o la deserción final.

El último camino es el más factible y su dirigencia ya hurga razones para transitarlo.


Con el fallo adverso, la UCR tiene tres caminos: apelar a la Cámara, ir a las PASO con su boleta corta apartada o retirar el tramo al Senado. La última opción es la más factible.


Comentarios


Macri-Pichetto no tendrá lista para el Senado