Marcelo Tinelli, en el ojo de un Ciclón enfurecido

El empresario y conductor formalizó el pedido de licencia al cargo de presidente de San Lorenzo, en medio de una marcada crisis institucional y deportiva, lo que generó un fuerte malestar en Boedo.

El preesidente de San Lorenzo se tomó licencia en el peor momento del club.

El preesidente de San Lorenzo se tomó licencia en el peor momento del club.

Consagrado como presidente con el 80 por ciento de los votos, en una elección con récord de participantes en diciembre de 2019, Marcelo Tinelli está hoy en el ojo del Ciclón. Tildado de “antidemocrático y personalista” por la escuálida oposición que tiene dentro de la Comisión Directiva, el máximo dirigente de San Lorenzo puso en pausa su presidencia en el club de Boedo.

La decisión se dio en el medio de una marcada crisis institucional y deportiva, lo que generó un fuerte malestar de socios e hinchas canalizado en las redes sociales debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus.
Tinelli se aleja de la función cuando San Lorenzo registra un pasivo de 3.500 millones de pesos, según el Balance del último ejercicio 2019-20, y dispone un cuerpo técnico interino (Leandro Romagnoli-Alberto Acosta) después de la renuncia de Diego Dabove el domingo pasado, cuando el equipo se quedó afuera de los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional al perder 2-0 ante Racing.

“Muchas veces uno cree que dando lo mejor y poniéndose las 24 horas del día a disposición del club puede lograr los objetivos planteados, pero queda claro que a veces no depende del amor, el esfuerzo o el tiempo, porque en ese caso los resultados no se dieron”, introdujo el empresario en un mensaje desde sus redes sociales.
“Me ha pasado en este año y medio de gestión. Es por eso que he tomado una decisión difícil, dolorosa y necesaria: solicitar una licencia a mi cargo de presidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, con el que me han honrado los socios en la elección del 2019”, abundó.

Ante su inminente vuelta a la TV, el próximo lunes con su tradicional ShowMatch, el conductor admitió: “Soy consciente de que el club no puede vivir de los resultados del pasado. Como todo grande exige cada día más. Y mi vuelta al programa, que me demandará entre 10 y 12 horas diarias de trabajo, impedirá que pueda dedicarme al club todo lo que requiere este duro momento”.

#AndateTinelli

César Francis, único dirigente opositor de la CD, pidió la convocatoria a “elecciones anticipadas” después de lo que consideró la gestión “antidemocrática y personalista”. Francis entendió que la decisión del empresario y conductor televisivo es una demostración de “una enorme falta de compromiso” hacia los socios. “No es casualidad que empiece el programa y se pida licencia”, especuló el dirigente. “Es un error político estrepitoso porque esta vez lo hace como presidente”.

Hasta el mismo Tinelli pareció reafirmar los dichos de Francis. “Yo quiero volver, por supuesto. Apenas termine el programa voy a estar volviendo. Pero hoy con el programa al aire, es imposible”, explicó el conductor y empresario televisivo al sitio Infobae.
Esta es la tercera vez que Tinelli pide licencia en su carrera como dirigente de San Lorenzo, casualmente en el Día del Dirigente Deportivo. Las dos anteriores, siendo vicepresidente, ocurrieron en marzo de 2014 y abril de 2017 y la vuelta se produjo antes de lo previsto.

La debacle futbolística de San Lorenzo provocó que después de cada partido se instalara en Twitter el hashtag #AndateTinelli como tendencia. Frente a la imposibilidad de concurrir a la cancha por la pandemia, esa fue la forma elegida por socios e hinchas para manifestar su disgusto con la gestión.

Después de la derrota con Huachipato de Chile en el Nuevo Gasómetro, el 22 de abril pasado, un socio de San Lorenzo amenazó a Tinelli y sus hijos vía redes sociales, lo que motivó una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Eventos Masivos de la Ciudad de Buenos Aires.
Tinelli anunció que el sindicalista Horacio Arreceygor, de 57 años, lo sucederá en el cargo por su rol de vice primero.


Una gestión con errores y desaciertos


Tinelli inició su carrera de dirigente en 2012 cuando se presentó como vicepresidente de Matías Lammens y en esa primera gestión el club logró la Copa Libertadores 2014, máximo logro deportivo de su historia.
En diciembre de 2019, el empresario tomó el desafío de liderar un oficialismo desgastado por el deterioro económico y la pérdida de protagonismo del equipo de fútbol profesional, que había comenzado dos años antes con la salida del DT uruguayo Diego Aguirre.

Sus decisiones en el área no fueron acertadas: venta acelerada de juveniles con proyección (Adolfo Gaich y Matías Palacios, por caso), refuerzos sin jerarquía y técnicos que no llegaron a cumplir su contrato (Diego Monarriz, Mariano Soso y Dabove).
Este año San Lorenzo quedó eliminado prematuramente de las cuatro competencias que disputó: Copa Argentina, Copa de la Liga Profesional, Copa Libertadores y Copa Sudamericana, en la que aún le restan jugar dos partidos sin objetivos por delante.

“Yo quiero volver, por supuesto. Apenas termine el programa voy a estar. Pero hoy con el programa al aire, es imposible. No puedo estar en el día a día”.

Marcelo Tinelli

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Marcelo Tinelli, en el ojo de un Ciclón enfurecido