Más allá del frío y la nieve, es tiempo de flores

RÍO NEGRO visitó esta vez un vivero de Fernández Oro y su dueño, Matías Bustamante nos guía y recomienda tres plantas que no sólo embellecerán nuestro jardín sino que además no requieren un excesivo cuidado.

Afuera hace frío, cayó agua nieve en algunos lugares y nieve en otros. La temperatura parece desmentirlo pero estamos en primavera y cuando esta ola polar nos abandone, querremos darle espacio a esas plantas que nos embellecen el jardín y no requieren tantos cuidados.


En esta oportunidad, RÍO NEGRO visitó el vivero “Acá me planto”, de la localidad de Fernández Oro, que es atendido por su joven dueño Matías Bustamante.


Él fue el guía y consejero de las plantas seleccionadas este fin de semana para embellecer nujestros balcones o jardines.
La primera elegida es la gazania. Si bien ya la hemos mencionado en otras notas, en esta ocasión hablaremos de sus características y desarrollo.
“La gazania es una planta muy dura porque no requiere muchos cuidados”, explica Matías. “Solo un poco de atención requiere. Es una planta que la mayor parte del año está en flor, sobre todo, en climas cálidos. Aunque normalmente florece en primavera y principios de verano.
Las gazanias parecen contar con una vida propia al cerrarse cada noche -como si fueran a dormir entregándose a un placentero sueño- para despertar y volver a abrir sus flores al primer rayo de sol del día siguiente.
Es una planta que no crece mucho en altura y florece si está a pleno sol. El clima debe ser suave y resiste heladas. El riego debe ser frecuente en verano, pero sin encharcar.


“Fue la primer planta floral que aprendí a reproducir por medio de división de matas, en otoño”- cuenta Bustamante y explica : “Para eso se saca la planta y se separa en varias. Si se observa bien el tallo, te das cuenta donde dividir, con el cuidado de que ambas partes queden con raíz y tallo, para volver a plantarlas separadas”.



Más color


“También me gusta mucho y forma parte del jardín de casa el agapanthus”, dice el joven.


Es una planta de tubérculo, de buen follaje verde todo el año. Florece al terminar la primavera y al comienzo del verano, con una larga vara verde que en su extremo superior abre un ramillete de flores pequeñas formando una sola. Generalmente es de colores azules o blancas, pero existen más variedades. Algunas tardan en florecer de 1 a 3 años y después su floración es constante. Con fortaleza resiste el sol directo, pero en zonas de altas temperaturas es mejor ubicarlas a media sombra. “Se puede reproducir dividiendo el tubérculo en otoño”, comenta el experto.


“Por último aconsejo el “lirio” - dice el muchacho-. Es el más hermoso. Es una planta de risoma, rastrero con hojas verdes claras, en forma de cintas que enaltece cualquier espacio verde, con su sola presencia”.


Su floración es en primavera y se da en colores azules, blancos y amarillos. También hay jaspeados.
Es una planta de fortaleza ya que tolera el sol directo, calores e incluso heladas.
Con respecto al riego, debe ser justo y suficiente en un suelo fértil, sin estancamiento de agua, ya que pueden pudrir los risomas, osea los tallos subterráneos. La reproducción también es dividiendo los risomas - cuando se despide el verano y asoma el otoño - donde se aconseja replantarlos.


Microemprendimiento joven y con esfuerzo

Matías Bustamante tiene ahora 29 años. Cuando era adolescente se familiarizó con el mundo de las plantas. Siempre le habían llamado la atención. Se instruyó en jardinería, diseño y paisajismo. Se ganaba el sustento como jardinero y manteniendo los espacio verdes.
Hacia 2017 diseñó una “compostera domiciliaria” pensando en poder proyectar un emprendimiento laboral. Las composteras permiten almacenar los residuos orgánicos que van surgiendo del consumo diario. “Con mínimos detalles de atención y tiempo se logra el “compost” de una tierra rica en nutrientes para alimentar suelos y plantas”, comenta el experto a RÍO NEGRO. SE hace con los propios residuos, que cabe destacar que si no se separan y reutilizan, van al basurero.

“Este emprendimiento lo sigo sosteniendo en actividad hasta el día de hoy, con gran demanda”, comenta Bustamante. Hoy, después de mucho tiempo y esfuerzo, puedo tener mi espacio de trabajo en casa, con todo tipo de plantas e insumos de jardinería: “Acá me planto”, está ubicado en calle Neuquén 1230 de la ciudad de Fernández Oro.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Más allá del frío y la nieve, es tiempo de flores