Más puntos de carga de la SUBE y puntualidad, las demandas de los usuarios

Son los primeros resultados de la encuesta de movilidad y transporte para la ciudad de Neuquén que se puede completar on line. Es la previa a la elaboración de los pliegos licitatorios.

En la previa de la licitación para la nueva concesión del transporte público el año que viene, el equipo técnico que elaborará los pliegos realizó un primer muestreo entre los pasajeros urbanos.

La encuesta de origen, destino y preferencias de uso del transporte capitalino está colgada en la página web de la municipalidad de Neuquén, del Concejo Deliberante y de la Universidad del Comahue.

También circula por la aplicación de celulares (WhatsApp) y estará abierta al menos unos 15 días más en busca de alcanzar, como mínimo, a 3.000 encuestados, según las declaraciones radiales del sector universitario del equipo técnico.

Las primeras planillas fueron completadas en un 70% por usuarios del servicio urbano, y un 30% de quienes eligen otros medios de movilidad.

Entre los “otros” el principal es el automóvil, la moto y en menor medida pero con un fuerte crecimiento respecto a otras mediciones antes de la pandemia, la bicicleta.

El núcleo central de los usuarios del colectivo urbano en Neuquén capital es el uso laboral hacia el centro, donde también los trámites administrativos son la preferencia más destacada.


Qué plantean los encuestados


Entre los planteos más fuertes del primer sondeo, se encuentran una demanda expresa de más puntos de carga para la tarjeta SUBE.

En menor medida, exigen mejor infraestructura de refugios para esperar el servicio.

Entre quienes llenaron la encuesta pero no son usuarios habituales, señalaron que se cambiarían al transporte urbano si fuera más puntual. Otra de los planteos, es que se busca el punto a punto, por razones de tiempo.

El tráfico en los corredores del servicio público es otro de los temas a analizar cuando se llegue a contar con una cantidad mayor de participaciones, al menos el doble de la conseguida en estos primeros quince días, se indicó.

Las respuestas indicaron que al menos un 22% de las y los interesados en el transporte urbano ingresan en días hábiles a la ciudad de Neuquén por la ruta 7, mientras que un 15% lo hace desde Plottier, por la vieja ruta 22 o futura avenida urbana General Mosconi.

Ese ingreso, junto con el de Cipolletti, integra el servicio interurbano de la zona Confluencia y alrededores e influye sobre el tránsito y tráfico que se necesita determinar para establecer los parámetros del próximo servicio concesionado.

Autobuses Neuquén finaliza el contrato de concesión el 28 de febrero, tras un proceso de 10 años que incluyó el traspaso de la ex concesión de Indalo.

Hace tres meses, el intendente Mariano Gaido convino con la Universidad Nacional del Comahue los plazos y términos del trabajo técnico que finalizará en los pliegos licitatorios para el nuevo sistema de transporte urbano. En octubre pasado se firmó el convenio marco que luego devino en el acuerdo específico.

El estudio en el que intervienen los equipos técnicos de la comuna, de la UNCo y de la Universidad de La Plata se pactó por 9 millones de pesos.

La licitación del nuevo sistema público de transporte deberá estar presentado en enero. A su término se contará con un nuevo diseño del transporte público de pasajeros y los pliegos para llamar a licitación.


Más prestadoras, mejor circulación


Gaido ya adelantó que buscará un sistema que involucre a varias empresas prestadoras.

El nuevo diseño deberá conseguir una circulación más fluida y de mayor regularidad al esquema actual.

Deberá tener en cuenta el sistema de bicisendas y las paradas ferroviarias (planificadas para los próximos meses), con vistas a un plan multimodal que contemplará colectivos, el tren de pasajeros, ciclistas y peatones.

Esta semana se conocieron parcialmente los resultados de las primeras 1.230 respuestas a la encuesta. El muestreo buscará sumar más de 3.000 resultados para avanzar luego con los encuentros barriales para el sondeo cualitativo del nuevo diagrama.


Cambios de hábito de los pasajeros


Para evitar contagios y la transmisión del virus durante el 2020, cuando aún no existían las vacunas, se desalentó fuertemente el uso del transporte público.

Las campañas continuas del distanciamiento y de evitar las aglomeraciones para no pescar el coronavirus, se tradujo en un mayor uso de la bicicleta, el auto y de las caminatas como opción de viaje.

La encuesta demostró que un porcentaje importante de personas elige caminar 20 cuadras, antes que esperar el colectivo.

En algunos casos para una mayor tranquilidad de viaje sin contacto cercano con otros pasajeros, en otros por las demoras de espera, cuando las frecuencias se modificaron debido a que se redujo el servicio de un 30 a un 50% de las unidades en 2020.

Desde el equipo universitario se indicó que en la ciudad de Neuquén, como ocurre en grandes aglomeraciones urbanas como Rosario, Córdoba o el AMBA, el usuario mide las distancias hacia su destino en minutos y no en kilómetros. En base a ese cálculo es que toma la decisión de subir o no al servicio.


Detalles de la encuesta


Es así que una gran cantidad de personas que viajan en servicio urbano o interurbano hacia Neuquén, desde destinos como Cipolletti, Centenario, Plottier o Senillosa, también respondieron a la encuesta que busca establecer las prioridades de los capitalinos para el uso del colectivo.

De un total de 1.231 respuestas, un 22% residía en la zona oeste de la ciudad, un 14.3 %  en el norte un 15, 3% en el centro, un 12,3% en el suroeste y un 9% en el este de la ciudad.

Las consultas son respecto al origen y destino del viaje, motivos, el uso de las paradas y las lineas, las combinaciones del usuario, la satisfacción y seguridad del viaje a bordo de las unidades.

La encuesta seguirá abierta hasta alcanzar las 3.000 respuestas, para que sea más representativa.


Comentarios


Más puntos de carga de la SUBE y puntualidad, las demandas de los usuarios