Más violencia en la toma La Esperanza tras la quema de casillas



#

Los vecinos quisieron echar del barrio a una mujer a la que acusan por diversos hechos de violencia.

Laura Frank

CIPOLLETTI (AC).- El jueves por la tarde, las familias enemistadas volvieron a discutir y un grupo de personas echó a una mujer de la toma La Esperanza y le arrojó sus pertenencias a la calle. Nuevamente hubo denuncias cruzadas y tuvieron que intervenir el juez de instrucción Gustavo Herrera y funcionarios del gobierno. A raíz de la creciente violencia en el sector reforzaron la presencia de la Policía. Hace unos días, las mismas personas se incendiaron mutuamente las viviendas después de una extensa jornada de insultos y enfrentamientos. La toma La Esperanza se encuentra en inmediaciones del barrio Anai Mapu y la gente arrastra allí los conflictos que se originaron en ese sector. Todo empezó cuando un hombre que vive en la calle 17 de Julio denunció amenazas por parte de un grupo de jóvenes. Aseguró que su vivienda había sido baleada en varias oportunidades y entonces discutió con una mujer y terminó prendiéndole fuego la casa. Esa familia respondió de la misma manera y le arrojaron trapos encendidos al techo. El jueves otra vez empezaron los conflictos y un grupo de personas desalojó por la fuerza a la mujer acusada y le tiró algunas de sus pertenencias a la calle. Después radicaron denuncias por lesiones y amenazas. Desde la Regional Quinta confirmaron ayer que el personal de la nueva Subcomisaría 81 del barrio Anai Mapu intervino en el conflicto y buscó descomprimir la situación. La unidad quedó a cargo del subcomisario Oscar Monsalve, quien hasta hace unos días integró la jefatura de la Comisaría Cuarta. El juez Herrera se reunió con las dos familias por separado e intentó atenuar los niveles de agresividad. El gobierno, a través de la secretaría de Seguridad, también envió representantes al sector.


Comentarios


Más violencia en la toma La Esperanza tras la quema de casillas