“Mi hermano también tenía temor de que algo pasara” en el ARA San Juan

Miguel Toconás, hermano de Mario, confirmó lo dicho por la esposa del cocinero del ARA San Juan, quien estaba alarmado por los problemas de la nave.



“Cuando yo no esté vos tenés que ser el hombre de la casa”, le decía Mario Toconás a su hijo mayor, según reveló ayer su hermano.

“No puedo creer que hubo un montón de fallas en años anteriores y que no tomaron cartas en el asunto. Me doy cuenta de que mi hermano también tendría temor de que algo pasara. Vivía diciéndole a Ryan, mi sobrino mayor, ‘vos tenés que acompañar a mamá. Cuando yo no esté vos tenés que ser el hombre de la casa’. Ahora veo su miedo. Y eso da bronca, y mucha tristeza”.

Esa fue la reflexión que ayer compartió con “Río Negro” Miguel Toconás, uno de los hermanos de Mario, el único submarinista rionegrino dentro del ARA San Juan, que en noviembre de 2018 fue hallado hundido a 907 metros de profundidad, un año después de su desaparición.

Reaccionó así tras el testimonio de Andrea Mereles, la esposa de Ricardo Gabriel Alfaro, otro de los 44 submarinistas fallecidos. Ella le relató a este diario que su marido, que era cocinero en la nave, estaba alarmado por las fallas del ARA. Y que, antes de partir al trágico viaje, dejó un video y fotografías de incidentes que se registraron en navegaciones ocurridas entre 2015 y 2016.

“Nunca creí que la Armada pudiera tener estos errores. Hay lugares en los que se rompe algo y tenés que seguir. Pero que en un submarino los mandaran así, poniendo sus vidas en juego, como si no valieran nada, no me cabe en la cabeza”, dijo Miguel, con angustia. “A mi hermano no me lo devuelve nadie-agregó, indignado- Ni a él ni a ninguno de los 44 nos los traerán de vuelta”, lamentó.

En relación a la videoconferencia que se realizará mañana a las 13, en la que les serán exhibidas a los familiares de las víctimas parte de las imágenes capturadas por la firma que halló al submarino, Toconás se mostró expectante.

Las fotos y videos que verán tanto los Toconás como el resto de los parientes habilitados por la jueza son algunas de las que captó la empresa Ocean Infinity.

“Luchamos mucho por estar. Porque la jueza (Marta Yañez, a cargo de la causa que investiga el hundimiento) inicialmente para esa videoconferencia (que será de carácter reservado) sólo había habilitado el acceso de madres, padres, esposas e hijos mayores de edad. Pero presentamos un escrito a través de nuestro abogado, Luis Tagliapietra, y finalmente nos autorizó. Por lo tanto, podremos estar”, aseguró el hombre.

Datos clave

6
Meses pasaron desde el hallazgo del submarino ARA San Juan, que había desaparecido un año antes
67.000
Imágenes y algunos videos fueron tomados por la firma que halló el submarino hundido.

Sobre esa convocatoria, contó que fueron citados a presentarse en el juzgado federal de Viedma. “Allí acudirán, viajando desde Sierra Grande, mis hermanas Alejandra, Rosana y seguramente también mi hermano César. Como yo en este momento estoy en Mar del Plata viajaré a Buenos Aires para ver la videoconferencia con el resto de los familiares que se encuentren en Capital Federal. En el caso de mi papá, Irineo, como él está en Jujuy, lo verá con los parientes de los tripulantes jujeños, en algún juzgado federal de esa provincia”, informó Miguel.

En el casillero de ‘Gaby’ podrían haber más pruebas

“Todavía no pudimos acceder a las cosas que estaban en las taquillas, es decir, en los casilleros que cada uno de los 44 tenían en la base naval. Y Gaby llevaba una libretita que pudo haber quedado allí, en la que podría haber anotado algo sobre las fallas del ARA. Más allá de otras cosas que quiero recuperar, como su gorra naval de gala”.

Así relató Andrea Mereles, la esposa de Ricardo Gabriel Alfaro, cocinero del submarino hundido, una de las tantas incertidumbres que posee junto al resto de los familiares de las víctimas. Que aún no lograron recuperar las pertenencias de los submarinistas.

“Recién en diciembre la jueza (Marta Yañez, que investiga el hundimiento) allanó y abrió las taquillas. Mi esposo también hacía anotaciones sobre el ARA (como Mario Toconás, el tripulante rionegrino que llevaba un registro de esas falencias, que su esposa Ruth aportó a la Justicia). Por eso, pienso que tal vez allí existan otras cosas que sirvan como prueba”, se esperanzó la mujer.


Comentarios


“Mi hermano también tenía temor de que algo pasara” en el ARA San Juan