Multas severas para fiestas clandestinas en Bariloche

La ordenanza que establece el monto de las infracciones especifica la realización de eventos en espacios públicos o privados.

La ordenanza se aprobó por unanimidad. Foto: archivo

La ordenanza se aprobó por unanimidad. Foto: archivo

El organizador de una fiesta o evento que se desarrolle en un espacio público al aire libre o en espacios privados con acceso público, de 0 a 6 horas, deberá pagar multas que van de los 500.000 a 3.000.000 pesos.

La infracción contempla cualquier evento con asistencia de personas que no tenga habilitación o permiso municipal. Recalca que la multa se aplicará aunque "se venda -o no- entradas y bebidas alcohólicas".

Para los eventos en domicilios particulares “por fuera del grupo conviviente”, las multas arrancan de los 100.000 pesos a 3.000.000 pesos.

En todos los casos, aclara la ordenanza, el valor de la infracción se duplicará en caso de reincidencia.

Contempla que también serán sancionados los promotores y auspiciantes del evento, los vendedores de entradas, todo aquel que preste colaboración y los propietarios o locatarios del inmueble donde se constate la realización del encuentro. En el caso de fiestas organizadas por menores de edad, los padres o tutores serán los responsables.

La ordenanza fue aprobada por unanimidad esta mañana en la sesión extraordinaria del Concejo Municipal, luego de un debate que se prolongó por más de tres horas.

La medida fue impulsada por el intendente Gustavo Gennuso luego de tres noches consecutivas en que la policía debió desarticular reuniones y fiestas clandestinas en diversos puntos de la ciudad.

La ordenanza también estipula clausuras para los comercios, restaurantes, bares y heladerías que funcionen durante la restricción horaria. En estos casos, las multas van de los 28.000 a 33.000 pesos y el monto se duplica en caso de reincidencia.

Previamente a la votación, el concejal del oficialismo, Carlos Sánchez, que “más allá de que la llegada paulatina de la vacuna genere expectativas de salir progresivamente, esto no va a ser a corto plazo”.

“Somos una ciudad que cuida al turista y al vecino. Y estas medidas ayudan a achicar la posibilidad de generar focos masivos de contagio. Se buscan evitar los eventos sociales en la nocturnidad”, dijo.

Remarcó la importancia de "responsabilizar a los organizadores de eventos que no tengan habilitación municipal e infraccionar los eventos que sí la tengan pero no cumplan con el protocolo o los horarios previstos”.

La concejal del Frente de Todos, Julieta Wallace, cuestionó que “la ordenanza debería haberse discutido semanas atrás, sabiendo que la temporada turística era un hecho en la ciudad”. “Si seguimos corriendo atrás del problema es difícil solucionar la situación sanitaria de la ciudad. Con el aporte de todos concejales, hemos mejorado el primer proyecto”, planteó.

Señaló que “podemos hacer la mejor norma pero sin un rol activo fiscalizador del estado no tendrá el efecto que buscamos: disminuir la cantidad de contagios en la ciudad y la confluencia de gente en eventos espacios públicos y privados”.

Recordó que hoy el municipio de Bariloche cuenta con un cuerpo de 14 inspectores “que debe realizar lo habitual independientemente de la pandemia. Es necesario dotar de mayor presencia y mayor cantidad de inspectores para cumplir esta norma”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Multas severas para fiestas clandestinas en Bariloche