Neuquén cedió en las tasas de interés, pero extenderá la deuda hasta cinco años

La provincia suavizó la postura oficial para conseguir aval de los acreedores. Aún falta conseguir un 5% de adhesiones para que el acuerdo sea efectivo. El vencimiento de los bonos será recién en 2030.




Guillermo Pons asumió el ministerio el 10 de diciembre del año pasado. Foto: Florencia Salto.

Guillermo Pons asumió el ministerio el 10 de diciembre del año pasado. Foto: Florencia Salto.

El gobierno de Neuquén tuvo que flexibilizar su oferta de reestructuración de la deuda externa para conseguir aval de los acreedores y llegar a un acuerdo antes de caer en default. La provincia está a un 5% de adhesiones de cerrar la negociación con la que espera obtener un alivio hasta el 2024 de 212 millones de dólares.

El ministro de Economía, Guillermo Pons, mantuvo el fin de semana una “maratón” de conversaciones con los bonistas hasta que consiguió el apoyo de los comité ad hoc de los bonos Ticade (2028) y Tideneu (2025) que reúnen al 38% y al 25% del capital en circulación, respectivamente. Ese respaldo es clave para destrabar el acuerdo, pues son los fondos que traccionan el voto de los acreedores más pequeños.

Sin embargo, no se logró apelando al “corazón de los capitales”, como mencionó días atrás el funcionario, sino mejorando las ofertas que inicialmente se habían presentado. “Negocian hasta el final”, afirmaron.

Para los bonos Ticade, garantizados con regalías hidrocarburíferas y que hoy rinden una tasa de interés anual del 8,625%, el gobierno propuso una reducción de los cupones de interés bastante menor respecto de la negociación inicial. Comenzarán con un 5,17% en el 2021 pero llegarán al vencimiento con la tasa original. En la primera propuesta, comenzaban con un 1% y finalizaban en 6,75%.

La oferta también eleva el pago en efectivo para los bonistas que acepten a 34,55 dólares por cada 1.000 dólares del monto de capital en circulación. Este pago, en la propuesta publicada en agosto, era de 20 dólares.

En cuanto a los bonos Tideneu, que no tienen garantía y hoy pagan una tasa de interés del 7,5%, la rebaja en los cupones de interés será del 2,5% en el primer tramo hasta llegar a un 6,875% hasta la fecha de vencimiento.

El rol del ministerio de Economía de la Nación fue clave durante el proceso. En las últimas semanas, validó precios mayores de los que había sugerido inicialmente a las provincias para destrabar los acuerdos que, advirtieron desde el gobierno, “de otra manera no se hubieran dado”.

El aspecto más importante de la reestructuración, en cambio, sí pudo mantenerse: ambos bonos extenderán su fecha de vencimiento hasta el 2030. Los Ticade volverán a pagar cuotas de capital en febrero del 2021 y los Tideneu aún más adelante, en abril del 2024.

Esto permitirá alivianar el calendario de pagos de la provincia en los próximos tres años y, a la vez, oxigenar la demanda de dólares, uno de los principales problemas a sortear por el ministro Martín Guzmán.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Neuquén cedió en las tasas de interés, pero extenderá la deuda hasta cinco años