Neuquén tiene las cavernas más importantes de Sudamérica pero no se pueden visitar

Luego de que se conociera que un grupo de niños quedó encerrado en una cueva de Tailandia, te contamos cuáles son las medidas de seguridad en las cavidades de la provincia.





#

En la expedición a la Caverna del León se realizó espeleobuceo.(Foto: Gentileza.- )

La odisea que vivieron 12 niños que quedaron atrapados junto a su entrenador casi 20 días en Tailandia puso a las cuevas en el centro de atención. Neuquén se destaca por tener el sistema cavernario más importante de Sudamérica, ubicado en el área natural protegida Cuchillo Curá. Sin embargo no pueden ser recorridas porque no están garantizadas las condiciones de seguridad para los visitantes.

Estas hendijas al corazón de la tierra no pueden ser exploradas por cualquiera. Los encargados de esta tarea son los espeleólogos, expertos en recorrer y analizar la historia y el presente de estos particulares espacios.

Te puede interesar Los primeros neuquinos durmieron en la cueva Huenul

En 2001, la Disposición 022 prohibió el ingreso a las cavernas luego de que se produjera un incidente relacionado con un desmoronamiento en la Cueva del León, ubicada a 23 kilómetros de Las Lajas. Esta situación desalentó la espeleología en la provincia, que tomó un nuevo impulso con la creación, hace dos años, del Departamento Provincial de Espeleología a cargo del geólogo Santiago Basani y bajo la órbita de la Dirección de Patrimonio. Este organismo tiene a cargo el registro en el que deben inscribirse quienes quieran explorar las cavidades.

Imágenes tomadas en la Caverna del León. (Gentileza).-

La caverna de “El Salado III” es una de las que podría destinarse al turismo. (Gentileza).-

Cuchillo Curá es el sistema cavernario más importante de Sudamérica. (Gentileza).-

Foto tomada en el interior de Cuchillo Curá. (Gentileza).-

Además, desde hace algunos años se trabaja junto a Turismo de la Provincia en la posibilidad de que tres cavidades reciban visitantes. Una es la caverna “El Salado III”, que está ubicada en la cordillera del Salado a casi 65 kilómetros de Las Lajas, otra es “La Laguna”, cercana a Chorriaca, y por último “Los Gatos”, una de las cavidades de área natural creada en torno al volcán Auca Mahuida, a 80 kilómetros de Rincón de los Sauces.

Las dos primeras cavernas son cavidades que se formaron por la disolución de rocas, detalló el geólogo, pero la última es distinta porque se trata de un conducto lávico. “Cuando erupciona un volcán, la lava viene bajando por la pendiente, como si fuera un arroyo pero de lava. Con el tiempo se va enfriando la parte superior, pero por abajo sigue fluyendo la lava hasta que se corta la emanación y el resto sigue bajando, mientras que esa ‘costra’ superior queda armada y se forma una cavidad”, explicó Basani.

Te puede interesar Caverna La Salamanca, un tesoro poco conocido

Sin embargo faltan varios pasos para que estos lugares puedan recibir turistas, aclaró Basani. Para abrir estos espacios naturales se necesitan tres estudios: el de estabilidad (que ya se realizó), el de impacto ambiental y el de manejo turístico. Este último abarca los requisitos necesarios para no dañar las cavidades y cuál es el tipo de infraestructura que se necesitaría, como baños, oficinas y una sala de exposición que permita poner en valor tanto a las cuevas, como a la flora y fauna del lugar.

Parte del equipo que exploró la Caverna del León. (Gentileza).-

Los exploradores de cavernas en Neuquén

Basani contó que actualmente hay dos agrupaciones de espeleólogos en funcionamiento. Uno es el Grupo Azul Espeleológico y de Montañismo de Neuquén (GAEMN), que cuenta con una larga trayectoria, y otro que se formó en Chos Malal, luego de una capacitación que se dictó el año pasado.

Te puede interesar Los tesoros ocultos de las cavernas neuquinas

En mayo de este año, el Departamento de Espeleología, el GAEMN, la Escuela de Buceo Aconcagua y el Grupo Espeleológico de Mendoza (GEMA) se unieron para explorar la Caverna Del León. En el lugar realizaron inmersiones en el lago ubicado en la gran Sala del Lago, ubicando un conducto que une la fosa 2 con la fosa 3 y otras galerías que se irradian desde la fosa 1 del lago.

Cuestión de seguridad. Basani explicó que espeleólogos, bomberos e integrantes del Ejército que realizan rescates en la montaña recibieron capacitación sobre espeleosocorro y contó que “si bien acá son otras condiciones a Tailandia, los protocolos son similares internacionalmente.”

Las cavidades en la Provincia

En Neuquén hay más de 200 cavidades naturales, lo que incluye no sólo cuevas y cavernas, sino también aleros, “que también tienen registros de pictografías o restos arqueológicos porque los utilizaban comunidades originarios como refugios” detalló el geólogo a cargo del Departamento de Espeleología.

Sin embargo no se brinda información detallada sobre la ubicación de las mismas, tanto para asegurar la seguridad de quienes quieran visitarlas, como la preservación de las mismas. “Tratamos de que la gente que se interese se acerque a un grupo espeleológico y haga las cosas bien. Nosotros cuando vamos a cavidades también vemos inscripciones adentro o que han roto estalactitas y estalagmitas, no se puede controlar la cantidad de cavidades. Todo pasa por un tema de educación y que la gente sepa por qué hay que cuidarlos, que es parte del patrimonio de todos” resaltó Basani.

Te puede interesar Dañaron sitio arqueológico para hacer una telenovela

La más conocida es la formación cavernaria que se extiende en el área natural protegida Cuchillo Curá. Es la única del país que tiene una fauna propia y exclusiva, totalmente adaptada para vivir en esas condiciones de oscuridad y humedad. A su alrededor se ha encontrado materiales líticos como raspadores de diferentes formas, puntas de flechas y lascas, como también restos de cerámicas que serían vasijas u ollas. Dentro se registraron pictografías rojizas elaboradas por antiguos pobladores de la región, probablemente tehuelches.

Sitio Paso de las Tropas en la cueva. (Foto: Gentileza Guadalupe Romero.-)

Sobre pinturas rupestres reales y falsas

En el 2000 se desató una polémica cuando se conoció que, cuatro años antes, la producción “Alén, luz de luna”, una novela muy popular en aquella época, había realizado dibujos que simulaban ser pinturas rupestres en la cueva Caleufu del Parque Nacional Lanín, a unos 45 kilómetros de San Martín de los Andes.

Te puede interesar Un yacimiento de arte rupestre para conocer

Si hay algo que Neuquén no necesita son pictografías falsas, ya que los pueblos que recorrieron el territorio dejaron su marca en las paredes rocosas. Por ejemplo, las piedras del Parque Arqueológico Colomichicó, que muestran grabados de figuras antropomorfas, líneas de punto, paralelas y serpentiformes. Además, el año pasado se supo que se encontraron pinturas que datan desde hace unos 2000 años muy similares en la cueva Huenul, donde también se hallaron restos de artefactos y cerámicas de 11.000 años de antigüedad, que evidencian que los primeros neuquinos pasaron un tiempo en el lugar.

Datos

Cuestión de seguridad. Basani explicó que espeleólogos, bomberos e integrantes del Ejército que realizan rescates en la montaña recibieron capacitación sobre espeleosocorro y contó que “si bien acá son otras condiciones a Tailandia, los protocolos son similares internacionalmente.”

Comentarios


Neuquén tiene las cavernas más importantes de Sudamérica pero no se pueden visitar