No hay pistas del asesino y apuestan a las pericias

Ayer liberaron a quienes habían sido detenidos, pero por tenencia de droga.



VIEDMA (AV).- Recuperaron la libertad los cuatro detenidos por droga y tenencia de arma tras los allanamientos realizados, en el marco de la investigación por el homicidio del joven Atahualpa Martínez de 19 años.

Por esta causa la Justicia ordenó dos allanamientos el jueves, oportunidad en que fueron secuestrados una camioneta Ford F100 con cúpula tipo térmica, un pantalón de jean, tramallos, elementos de pesca y una frazada, entre otros.

En el marco de un acto del que participó ayer el gobernador, Miguel Saiz, calificó este hecho como “triste y lamentable” y sostuvo que se debía esperar el resultado de las actuaciones judiciales.

En la vivienda donde el jueves estaba estacionada la camioneta se encontraban una mujer y dos hombres que estaban durmiendo, uno de ellos propietario de la camioneta que utiliza para la actividad de pesca que practica. En esta vivienda también fue secuestrada droga, razón por la cual los tres quedaron detenidos a disposición de la jueza Federal de esta capital, Mirta Filipuzzi, quien en la mañana de ayer los indagó y por la tarde dispuso la libertad de los tres, al hacer lugar al planteo del abogado defensor y teniendo en cuenta que el delito de tenencia de droga para consumo es excarcelable. Según trascendió, la cantidad de marihuana que habría sido hallada no superaría los 15 gramos.

En el otro allanamiento fue secuestrada un arma de fuego calibre 38 y detenido otro hombre, quien también recuperó ayer la libertad.

Por otra parte se desconocía hasta anoche el resultado de las pericias que se practicaban sobre los elementos secuestrados en los allanamientos ordenados en el marco de la investigación por el homicidio del joven estudiante.

No obstante la libertad de estas personas desde el Juzgado Federal sin que haya mediado una orden de detención desde la Justicia provincial indicaría que, por lo menos los primeros resultados, habrían sido negativos en relación a la presunta vinculación de los elementos secuestrados con el asesinato de Atahualpa. De todas maneras y según se supo, algunos peritajes requieren de más de 24 horas para obtener una definición.

Con el secuestro de la camioneta, por ejemplo, se intentaban cotejar las huellas de un rodado de estas características que habían quedado marcadas en el barro de la calle donde fue hallado el cuerpo del desafortunado joven.

También trascendió que en el pantalón de jean secuestrado aparecían manchas que podrían ser de sangre y la pericia se orientaba a determinar si se trataba efectivamente de esto y si correspondían a un ser humano.


Comentarios


No hay pistas del asesino y apuestan a las pericias