Lugares Personajes Yo Como

No vas a poder creer lo que son estos cuencos para comer hechos en Viedma

Las arquitectas Graciela Zeppi y Susana Forestello se han revelado como emprendedoras exitosas a partir de su proyecto Cuenco de Pan.

Las arquitectas Graciela Zeppi y Susana Forestello son las creadoras de “Cuenco de Pan”, una pequeña empresa que nació como concreción de sus respectivas pasiones que supieron conjugarlas a la perfección: la cerámica con la orfebrería. “Nos interesa lograr el diseño integral en cada pieza”, afirman ambas emprendedoras que tienen su taller en la Comarca Viedma-Patagones.

“Nuestra vajilla está inspirada en la naturaleza llevando la identidad patagónica como sello. Incorporando temas, formas colores y texturas de las diferentes regiones de Río Negro. Nuestra influencia es la naturaleza y la Patagonia”, comenta Susana.

“Nos basamos en el trabajo conjunto con el cocinero/chef interpretando su experiencia y necesidades en cuanto a la forma, tamaño y color de cada plato”, acota su socia Graciela.

“Cuando diseñamos visualizamos la totalidad de una línea, enmarcadas en una colección. Por ejemplo, cuando pensamos en la zona andina, tenemos la colección Bosque y Lagos; cuando pensamos en la zona atlántica tenemos la colección Dunas y Acantilado”.

Con respecto a la orfebrería toman los aromas de la cocina y flores y semillas de cada región.

Actualmente están diseñando formas orgánicas, inspirados en la filosofía Wabi Sabi que es la búsqueda de la belleza en la imperfección.
“Nuestra paleta de colores es natural y los colores oscuros se extraen basados en los marrones, grises, verdes terrosos y óxidos”, comparten.

Susana aporta: “La parte de orfebrería la hago yo. Surgió de ver un cuenco de cerámica que hizo Graciela y pensé que esa forma la completar con algo de alpaca. Le pedí el cuenco y hasta que no lo terminé no se lo mostré. De ahí surgió el primer título "Joyas para la mesa" y luego vinieron los platones, Cuencos de diferentes formas siempre con hojas y flores”.

“Cuando fuimos a Bariloche a la Carta en 2017 tuvimos mucho éxito y ahí comenzó nuestro andar con lo gastronómico y ya sin alpaca porque los chef prefieren el plato sin adornos. Está experiencia con el sector gastronómico nos abre otro panorama de mayor crecimiento porque nos están conociendo como Cuenco de Pan en todo su potencial”, concluyen las hacedoras de estas exquisiteces en cerámica.

Graciela (izq.) y Susana (der), satisfechas con los resultados obtenidos hasta el momento.

IG @CuencodePan


Comentarios


Más Especiales

No vas a poder creer lo que son estos cuencos para comer hechos en Viedma