Norman Portanko: actor y trabajador de gran trayectoria



Neuquén

En la búsqueda de “hacedores” del Neuquén, entrevistamos a Norman Portanko, quien, con sus 85 años, nos cuenta sus múltiples actividades actuales, así como sus raíces familiares y su amplia trayectoria acompañando el desarrollo de nuestra ciudad. Es hijo de Juan Portanko, quien llegó a la Argentina desde Ucrania, como refugiado político a principios de 1912 con 29 años. Casi sin hablar castellano, ofreció sus servicios de ferroviario maquinista -profesión que había adquirido en su ciudad- a la empresa Ferrocarril del Sud que lo asignó al ramal Zapala. Sin el idioma, le ofreció a esta tierra de promisión, esperanza de todos los inmigrantes, la fuerza de la juventud y sus conocimientos y habilidades.

Primeramente lo destinaron a Ingeniero White y posteriormente arribó a esta ciudad a vivir en las colonias ferroviarias de la calle San Martín. Construyó su vivienda en la esquina de Diagonal Alvear y San Martín y otros edificios sobre esa misma calle. Formó su familia con Slava Fix en 1920, que había venido de Suiza y era hija de Emilio Fix, fotógrafo y dentista, y de Ana Spatenka, de nacionalidad checa. Emilio pidió al entrar al país que lo enviaran a un lugar parecido a Suiza. Entonces el gobierno le cedió 2.500 ha, en Zainuco, Zapala, donde fueron testigos de los hechos que tuvieron lugar con la fuga de los presos en 1916 durante el gobierno de Eduardo Elordi.

Norman nació el 12 de noviembre de 1933. Estudió en la Escuela Nº 2 hasta cuarto grado, cuando era maestra la Sra. Clodulfa de Bustamante, y quinto funcionaba en la Nº 61 con el maestro Focaccia y terminó en la Nº 121 con el maestro Víctor García. Portanko cuenta que también concurrían a la casa del maestro a hacer títeres con Alicia Figueiras de Murphy. Cuando su padre don Juan Portanko se jubiló en 1945, se fueron a Bs. As., al barrio de Barracas. Su hermana Elisa fue a la universidad a estudiar Filosofía y Letras. Norman realizó la escuela media en Instituto Estrada, ubicado en la calle Constitución y Entre Ríos. De a poco fue adquiriendo el amor por el teatro. Realizaban teatro independiente de protesta.

Formó parte del nuevo teatro, estudió con Alejandra Boer y Pedro Asquini, mientras se iban abriendo y formando grupos teatrales. En 1965 regresó a Neuquén y se asoció con los hermanos Alfredo y José de Martín en la Compañía de Seguros.

Además pusieron un comercio de venta de televisores cuando recién se abría Canal 7. A partir de 1970 acompañó el crecimiento de Neuquén con sus empresas inmobiliarias Portanko Sotomayor, Portanko Hernández Hnos. y Agrolote SA que realizaron las pioneras urbanizaciones de las chacras que rodeaban en ese tiempo la pequeña ciudad de Neuquén.

Al volver la democracia fue elegido como primer concejal de la ciudad de Neuquén por el partido radical. Al privatizarse en 1983 la onda de radio de LU5, constituyó la empresa Radiointegración SA, que presidió durante siete años.

En ese período instaló la primera emisora en frecuencia modulada (FM) de la zona. En el plano artístico, junto a Alicia Fernández Rego, José Digiglio y Tito Gueijman impulsaron el teatro neuquino fundando el teatro Lope de Vega (1978 a 1985). Durante 7 años presidió la Asociación Cultural Conrado E. Villegas (1987 a 1984) brindando apoyo a los grupos teatrales y musicales y a la Escuela de Danza, que actuaban en su tradicional sala teatral.

Al crearse el Instituto Nacional del Teatro en 1998 fue designado representante provincial, cargo que ocupó durante 15 años.

Hoy a 65 años desde su debut como actor, continúa en actividad dirigiendo junto a Mauricio Villar la obra de Hugo Saccoccia “Las González”, con la actuación de las actrices Chiquita Fassola, Adela Barcia, Mirta Forestier y Nancy Farías.

En el área social se desempeña actualmente como vicepresidente de la Fundación Luciérnaga. Los habitantes del Neuquén actual debemos agradecerle a Norman Portanko su empuje para el desarrollo de nuestra ciudad.

Beatriz Carolina Chávez

DNI 6.251.256


Comentarios


Norman Portanko: actor y trabajador de gran trayectoria