Nueva tasa de residuos genera malestar entre los comerciantes en Bariloche

El gobierno municipal comenzó a aplicar una nueva tasa a los grandes emisores de residuos sólidos urbanos, con importes que varían entre los 150 y los 5.700 pesos mensuales.



El proyecto para actualizar la ordenanza tarifaria prevé duplicar esos montos a partir del 1 de enero. Foto: archivo

El proyecto para actualizar la ordenanza tarifaria prevé duplicar esos montos a partir del 1 de enero. Foto: archivo

El gobierno municipal comenzó a aplicar una nueva tasa a los grandes emisores de residuos sólidos urbanos, con importes que varían entre los 150 y los 5.700 pesos mensuales. El proyecto para actualizar la ordenanza tarifaria prevé duplicar esos montos a partir del 1 de enero.

La nueva imposición causó sorpresa y rechazo entre los comerciantes, que recibieron el adicional en sus boletas junto a la tasa de inspección, seguridad e higiene y el gravamen Emprotur.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria, Eduardo Caspani, dijo que recibieron “muchísimos” planteos de sus asociados por el tema y cuestionó que se implemente “justo ahora”. Dijo que a nivel nacional las políticas hacia las pequeñas empresas y comercios están orientadas a “aliviar la presión fiscal”, mientras que en Bariloche el municipio “se comporta al revés”.

La ordenanza que habilita a tratar de modo diferencial a los “generadores comerciales de residuos sólidos urbanos” data de 2003, pero nunca fue aplicada. El año pasado se aprobó otra ordenanza modificatoria, que encomienda al Ejecutivo su reglamentación.

Hacienda comenzó a mandar a los comercios las liquidaciones con la nueva tasa hace por lo menos diez días, aun sin tener la resolución reglamentaria, que recién fue emitida ayer.

Ese texto señala que, en principio, la autoridad de aplicación calculará el cobro en función de “valores promedios para los contribuyentes de cada escala” y el monto determinado será “un indicador mínimo y presunto de generación, como punto inicial del plan”.

Recién a futuro está previsto que la subsecretaría de Medio Ambiente realice verificaciones particulares para determinar los cambios que hagan falta, en función del volumen real de residuos que deseche cada contribuyente.

La ordenanza de grandes generadores categoriza así a los que producen como mínimo un metro cúbico de residuos por mes.

Con la actual ordenanza tarifaria la tasa respectiva cuesta 300 pesos por metro cúbico. El proyecto enviado por Gennuso al Concejo con los valores para el año próximo propone llevarlo a 600 pesos.

Caspani dijo que la Cámara manifestó su desacuerdo con el criterio para aplicar la tasa porque, hasta donde tienen entendido, no se tomó como parámetro la actividad comercial desarrollada y -en consecuencia- la cantidad estimada de basura, sino la facturación declarada.

Dijo que eso genera distorsiones enormes, porque hay establecimientos de alta facturación “por ejemplo una empresa de software”, que casi no produce residuos. Algo que se revierte en un local gastronómico.

Deberían publicar con claridad los nomencladores y hacer algo que sea justo para todos”, observó el dirigente.

Bonificaciones

Según la resolución, los contribuyentes tendrán un descuento de 1 metro cúbico del total determinado, a la hora de calcular el tributo. Y también recibirán bonificaciones del 40% los que separen en origen y otro tanto los que “auto transporten” sus residuos, como ya ocurre desde hace años con varios restoranes y grandes hoteles.

La Cámara de Comercio mantenía conversaciones con el Ejecutivo para ajustar el procedimiento, pero no habían llegado todavía a acuerdo alguno, cuando se enteraron de las primeras liquidaciones. El intendente habría demorado la aplicación con algún interés electoral, deslizaron algunos comerciantes.

Si bien en las boletas aparece como una tasa diferenciada, el proyecto de Presupuesto de Gennuso no la discrimina de la misma forma, de modo que es imposible saber cuál es la recaudación proyectada por el gobierno para el año próximo.

Este diario buscó obtener precisiones del Ejecutivo, sin mayor resultado. Las consultas fueron derivadas al secretario de Desarrollo Urbano, Pablo Bullaude, quien confirmó que la tasa ya había sido establecida por ordenanza y que el objetivo es canalizar esos fondos a “mejorar el sistema de recolección, que cuesta muchísimo dinero”. Bullaude se abstuvo de hacer más comentarios y en Hacienda nadie atendió las consultas.


Comentarios


Nueva tasa de residuos genera malestar entre los comerciantes en Bariloche