Nuevos cruces en la Legislatura de Neuquén por la deuda de Gutiérrez

Esta vez fue Juntos por el Cambio el bloque que cuestionó a la provincia por haber quedado cerca del default. Este viernes vence el nuevo plazo para que los acreedores acepten la oferta de reestructuración.

El diputado Lucas Castelli cuestionó al gobernador por su eslogan "la mejor provincia". Foto: gentileza.

El diputado Lucas Castelli cuestionó al gobernador por su eslogan "la mejor provincia". Foto: gentileza.

La política de endeudamiento del gobernador Omar Gutiérrez volvió a ser motivo de debate en la Legislatura de Neuquén, esta vez con cruces y chicanas entre Juntos por el Cambio y el Movimiento Popular Neuquino. Tras las críticas que habían vertido legisladores del Frente de Todos, hoy fue el diputado Lucas Castelli quien trató al mandatario de "caradura" por haber promocionado el eslogan "la mejor provincia" y estar ahora cerca del default.

Neuquén comunicó la semana pasada que no pagaría el cupón de interés de los bonos Tideneu (2025) por 13,725 millones de dólares y que se acogería al período de 30 días de gracia para seguir negociando con los acreedores. El gobierno presentó solicitudes de consentimiento para modificar los contratos de esos bonos y también de los Ticade (2028), negociación que comenzó en agosto y aún no pudo concluir en un acuerdo.

El plazo para que los bonistas adhieran a la oferta de la provincia, que busca reducir los cupones de interés y estirar las amortizaciones, es este viernes 6.

"Éramos la mejor provincia hasta las elecciones del año pasado, ahí teníamos todo calzado", planteó Castelli, quien ocupó la hora de Otros Asuntos en la sesión legislativa para realizar un racconto de los últimos endeudamientos y las advertencias de la oposición.

"Default es una palabra que a muchos no nos gustó pero que la venimos planteando desde julio. Esto sienta un precedente gravísimo. La decisión del gobierno, apresurada y que muestra la mala administración de estos años, trata de forzar un acuerdo. No se piensa que esos mecanismos extorsivos pueden ser perjudiciales cuando volvamos a buscar financiamiento en el mercado externo", sostuvo.

El diputado de Juntos por el Cambio mencionó la explicación que brindó la provincia en la última comunicación a los acreedores de los Tideneu donde planteó que "la contracción de la economía argentina durante prácticamente 30 meses ha tenido efectos directos sobre la economía de la provincia" y se preguntó: "¿30 meses de contracción económica? Si hace un año hacía campaña diciendo que éramos la mejor provincia del mundo. La verdad, es un caradura".

Dijo que los números que tiene hoy la provincia "son alarmantes" y que "si no se logra la financiación y acuerdo de estos títulos vamos a tener un futuro bastante oscuro".

Devolución de gentilezas


Nuevamente, fue la diputada oficialista Liliana Murisi quien respondió a los cuestionamientos de la oposición sobre el manejo de la deuda de la provincia. Lo hizo con una chicana hacia el propio Castelli por la gestión de Juntos por el Cambio a nivel nacional.

"Gracias al diputado que nos dio una lección sobre cómo administrar la deuda bajo las reglas de su gobierno y su experiencia en la gestión que culminó en diciembre de 2019", señaló.

Si bien afirmó que no se puede desconocer que Neuquén está endeudada, pidió "no desconocer que la toma de deuda de la provincia, al igual que la de otras 11 que se encuentran tramitando su reestructuración por 12.700 millones de dólares, fue anterior al 2019". "Nación recibió un país con un endeudamiento promedio anual de 32.500 millones de dólares", recordó.

La legisladora del MPN detalló que tanto el bono Ticade, emitido en 2016, como el Tideneu de 2017 "encontraron a la provincia con fortaleza en términos de recursos basados en la producción de regalías que tenían un incremento interanual de aproximadamente 4%". Dijo que en 2020 eso cambió y que, no sólo no crecieron, sino que cayeron en un 3%.

"Quiero aclarar que Neuquén nunca incumplió sus obligaciones de deuda. Aún cuando el diputado hizo énfasis en que estamos al borde del default, estamos cumpliendo, honrando los contratos de deuda y utilizando las cláusulas que esos contratos contienen. Una de ellas permite un plazo de gracia de 30 días para el pago de intereses. Eso aplicó la provincia, de ninguna manera decimos que no lo vamos a cumplir", aseguró.

En números

$23.120
millones es el cupo de endeudamiento en títulos, bonos, Letras del Tesoro o préstamos que se incluyó en el presupuesto 2021.
$31.201,8
millones se pagarán de deuda el año que viene, según proyectó el gobierno. El 80% corresponde a capital e intereses de títulos.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Nuevos cruces en la Legislatura de Neuquén por la deuda de Gutiérrez