Obama abre nueva etapa de guerra informática

El presidente de EE. UU. autorizó ataques cibernéticos al plan nuclear de Irán, aseguró “The New York Times”. El “Stuxnet” hizo estragos. Otro virus, el “Flame”, parece aún más potente.



#

SAN FRANCISCO, EE. UU. (AFP).- El reciente descubrimiento del virus informático “Flame”, que funciona desde hace varios años y cuyo potencial destructivo sería inigualable, y los informes sobre acciones informáticas contra Irán confirman los temores de los expertos de que el mundo enfrenta una nueva etapa en la guerra cibernética. The New York Times aseguró ayer que el presidente de EE.UU. Barack Obama incrementó los ciberataques contra el programa nuclear iraní, incluso después que el virus Stuxnet se difundiera accidentalmente en 2010. La operación comenzó bajo el presidente George W. Bush con el nombre de “Olympic Games” y es el primer ciberataque sostenido por Estados Unidos que se conozca contra otro país y usó códigos falsos desarrollados por Israel, señala el Times. El artículo está basado en 18 meses de entrevistas con funcionarios y ex responsables estadounidenses, europeos e israelíes. El ciberataque, destinado a impedir a Irán la fabricación de armas nucleares y disuadir a Israel de lanzar un ataque militar preventivo contra Teherán, sembró la confusión en la planta nuclear iraní de Natanz. Sin embargo, EE. UU. consideró suspenderlo, luego de que Stuxnet -un complejo virus informático desarrollado conjuntamente con Israel- “escapó” y comenzó a aparecer en varios países, afirma el Times. De todos modos, Obama ordenó la continuación de los ataques y una semana después de la fuga de Stuxnet, una nueva versión del virus hizo caer temporalmente 1.000 de las 5.000 centrifugadoras nucleares con que contaba Irán en ese momento. Los expertos sospechaban que Stuxnet, diseñado para atacar los sistemas de control informático fabricados por el gigante alemán Siemens, era de origen estadounidense e israelí, pero ninguno de los dos países lo admite. El artículo del Times fue publicado días después de que expertos del laboratorio ruso Kaspersky, una importante empresa de software antivirus, descubriera “Flame,“ un sofisticado virus varias veces mayor que Stuxnet, que también parece tener como objetivo a Irán. “Estamos viendo el surgimiento de programas informáticos maliciosos y de ataques mucho más específicos” que antes, dijo David Marcus, director investigación en seguridad en la firma McAfee Labs. La especificidad de este nuevo virus es que “el atacante conoce a su víctima y diseña sus programas maliciosos basado en el entorno en el que se ejecutará”, señaló. Kaspersky Lab identificó al virus con un potencial destructivo sin precedentes, llamado “Flame” y utilizado como una ‘ciberarma’ en contra de varios países. Aseguró que ese software ha estado circulando “durante más de dos años.” Recopilar información sobre sus objetivos para luego concebir virus que ataquen a las redes específicas y a las personas que las utilizan es ciertamente una práctica “en boga”, dijo Marcus. “Flame” es “20 veces mayor que Stuxnet”, según Kaspersky Lab. Es capaz de robar información importante -contenida no sólo en las computadoras sino en los sistemas informáticos que tiene como objetivo- tanto de documentos archivados y contactos de usuario, como incluso de grabaciones de audio y conversaciones, señaló la firma rusa. De acuerdo con medios occidentales, “Flame” fue usado para atacar el ministerio de Petróleo iraní y la principal terminal petrolera de Irán. “Flame” es particularmente activo en Medio Oriente, pero también está muy extendido en otras partes del mundo, dijo Symantec.


Comentarios


Obama abre nueva etapa de guerra informática