Obligada identificación para las nueces rionegrinas

Productores rionegrinos deberán consignar en cada envase, el origen provincial del producto impreso en forma destacada en la etiqueta.

Río Negro ya cuenta con la normativa para que los productores o establecimientos que comercialicen nueces rionegrinas consignen obligatoriamente en cada envase, el origen provincial del producto impreso en forma destacada en la etiqueta.

Se trata de la Ley Nº 5360 sancionada por el parlamento rionegrino, y que autoriza al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca a suscribir convenios de colaboración con los organismos municipales, provinciales y/o nacionales para efectivizar la presente normativa.

1.600
son las hectáreas que tiene Río Negro para la producción de nogales distribuidas en los valles inferior, medio y alto del río Negro y escasa superficie en el valle medio y alto valle del río Colorado.
400
las hectáreas en Neuquén en los valles inferiores de los ríos Limay y Neuquén

La iniciativa tiene la autoría de los legisladores de ARI-Cambiemos, Jorge Ocampos y Daniela Agostino. El primero consideró que “la producción de frutos secos, entre ellos el nogal, fue durante muchos años de menor importancia o marginal en las áreas frutícolas de los valles norpatagónicos, en particular en el valle del río Negro y en menor cuantía en el valle del río Colorado, sin embargo, al iniciar el siglo XXI se produce un corrimiento de la frontera productiva del nogal hacia la zona norpatagónica asociado a la aparición de nuevas variedades y, fundamentalmente, a la búsqueda de alternativas rentables a la producción tradicional de peras y manzanas”.

Actualmente, Río Negro tiene una superficie implantada de casi 1.600 hectáreas distribuidas aproximadamente en tercios entre los valles inferior, medio y alto del río Negro y escasa superficie en el valle medio y alto valle del río Colorado.

Neuquén contribuye con alrededor de 400 ha distribuidas en los valles inferiores de los ríos Limay y Neuquén. Ocampos resaltó que “estas iniciativas de cultivo convertirían a la nogalicultura en una alternativa productiva dinámica y en crecimiento en una región tradicionalmente dedicada al cultivo de peras y manzanas”.

El aumento de las disponibilidades térmicas de las últimas décadas producto de los procesos asociados al cambio climático, constituye un factor de primer orden como catalizador de modificaciones en el comportamiento de especies y variedades.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Obligada identificación para las nueces rionegrinas