Ocho barrios de Neuquén se inundaron por la lluvia

Defensa Civil del municipio asistió en domicilios donde hubo ingreso de agua. Explicaron que cayeron 19 milímetros en un período breve y colapsaron los sistemas de drenaje. Ahora se vienen días ventosos y cálidos.



El municipio realizará operativos en distintos barrios para bombear el agua acumulada. (Foto: Florencia Salto.-)

El municipio realizará operativos en distintos barrios para bombear el agua acumulada. (Foto: Florencia Salto.-)

En poco más de una hora cayeron 19 milímetros de agua durante la tormenta de anoche. Si bien no se trata de una cantidad significativa, se produjo con mucha intensidad en un período breve y provocó inconvenientes en distintos puntos de la ciudad. Pese al evento climático no hubo evacuados y esta mañana continúan drenando sectores de la ciudad con bombas.

Los registros de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) en la estación de Plottier, relevaron que en entre las 23 y las 23:15 -es decir que en apenas 15 minutos-, cayeron 11 milímetros de agua. Al respecto, el meteorólogo Fernando Frasseto explicó que las tormentas convectivas "tienen la característica de acumular cantidad de agua en cortos lapsos de tiempo. Más actividad eléctrica, más viento, más ocasional granizo, tienen mucha energía. Es una intensidad importante".

Los registros de la estación meteorológica de la AIC en Plottier, arrojaron que en 15 minutos cayeron casi 11 milímetros de agua. (Foto: Gentileza.-)

Este fenómeno impactó con magnitud en distintos sectores de la ciudad pero uno de los puntos críticos fue el arroyo Durán, que absorbe canales de drenaje y ayer resultó desbordado en varios sectores, principalmente en la zona de calle Río Negro.

El director de Defensa Civil municipal, Raúl Ricard, informó que se intervino en casos donde ingresó el agua a viviendas en Los Hornitos, Villa Ceferino, San Lorenzo, Valentina Sur y en Confluencia (en este último caso se trató de desbordes cloacales).

Actualmente permanece con complicaciones la zona de Paz y Güiraldes, en barrio Villa María, justamente porque el Durán está al límite y no desagota con rapidez el agua hacia el río. Otra zona afectada es calle Ignacio Rivas, entre Sarmiento y 12 de septiembre.

Desde el Municipio de Neuquén informaron que en estos momentos se está trabajando con bombas en barrio Militar y luego se continuará en la zona de Lastra al 5600, proximidades al aeropuerto de Neuquén.

El subsecretario de Limpieza Urbana, Cristian Haspert, detalló que personal municipal estuvo trabajando hasta la madrugada en la limpieza de las bocas de tormenta para facilitar la salida del agua. Una vez que se escurrió se dio inicio a la limpieza de veredas y calles donde había quedado sedimento acumulado.

“Hubo zonas donde se registró acumulación por la gran cantidad de agua que cayó en poco tiempo. Esto fue el caso de Combate de San Lorenzo y San Martín, que cuando terminó de llover evacuó rápidamente gracias a la obra pluvial que se hizo en esa zona”, dijo el funcionario.

Tránsito complicado en Ruta 7

Entre Neuquén y Centenario también se generaron inconvenientes para los conductores. La intensidad del agua generó desprendimientos de arcilla de la barda y se generaron pequeños aludes que terminaron sobre la Ruta Provincial 7. Esta mañana hubo algunos siniestros en proximidades a la base del SIEN, en el expeaje. Despistaron autos y algunas motos derraparon por el barro en la calzada.

Vienen días de primavera: cálidos con viento

Frasseto explicó que desde el viernes pasado el clima regional estuvo signado por el ingreso de aire húmedo del Atlántico, que generó inestabilidad en varias localidades rionegrinas donde cayeron hasta 60 milímetros de agua.

Anticipó que a partir de hoy esas condiciones comenzaron a variar con un frente de aire que ingresa desde el pacífico que va a generar días ventosos y cálidos, con unos 30 grados. El viernes en la zona del valle podrían haber ráfagas fuertes y en la zona de cordillera está previsto que haya intensas lluvias.


Comentarios


Ocho barrios de Neuquén se inundaron por la lluvia